Cultura

DOCUMENTAL

Lea Tsemel, la abogada israelí que defiende a los palestinos

El Documental del Mes proyecta "online" la película "Advocate/Abogada" desde este jueves y hasta el próximo 4 de marzo

Lea Tsemel, la abogada israelí que defiende a los palestinos
Lea Tsemel, la abogada israelí que defiende a los palestinos
S.E.

HUESCA.- El Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) continúa su ciclo Docs del Mes y, ante la creciente demanda, aumenta el tiempo posible de visionado, así se podrá ver "online" el documental Advocate / Abogada desde este jueves hasta el 4 de marzo.

Para ello es necesario escribir al iea@iea.es hasta este jueves a las 14 horas con el asunto Docs del Mes, y a la vuelta del correo se recibirá el enlace y la clave. Desde el IEA piden a los interesados que agilicen la petición, ya que existen solo 400 visionados.

Advocate es la película documental sobre Lea Tsemel, una abogada israelí que defiende a los palestinos, lo que le ha convertido en la abogada más odiada de Israel, conocida mediáticamente como "la abogada del diablo".

Traidora, abogada del diablo... A la letrada judía Lea Tsemel le han llamado de todo por estar especializada en la defensa de prisioneros políticos palestinos y no tener pelos en la lengua con sus compañeros de profesión.

Un seguimiento exhaustivo durante la preparación de las defensas de dos casos concretos, el de Ahmad, un adolescente de trece años acusado de participar en un apuñalamiento de un chico israelí, y el de una mujer acusada por los oficiales israelíes de un intento de atentado suicida, acercan la excepcional personalidad de la protagonista.

Defensora convencida de los derechos humanos, acepta los retos más difíciles, como el de representar a acusados palestinos que han cometido, presuntamente, delitos de terrorismo o crímenes contra ciudadanos israelíes, bajo la convicción de que la represión que sufre Palestina justifica su lucha por la liberación de su tierra. Con una energía inagotable, lleva más de cinco décadas denunciando el estado de ocupación y represión que sufren los palestinos y, a la vez, intentando hacer entender a la opinión pública que el gobierno de Israel es responsable de esta violencia.

A través de su mirada, que parece desafiar a la cámara, y sus maneras, a un tiempo regias y jocosas, la protagonista es la encarnación de la ambigüedad; la misma que caracteriza el conflicto, que desborda de víctimas y verdugos, pero también víctimas que se convierten en verdugos y verdugos que se convierten en víctimas.

El documental está dirigido conjuntamente por Rachel Leah Jones (Estados Unidos, 1970), directora y productora de documentales centrados en Israel y Palestina, y licenciada en Estudios de Raza, Clase y Género, además de máster en Artes del Medio Documental; y por Philippe Bellaiche (Francia, 1967), director de fotografía y profesor de cine.

Ambos consiguen sacar partido de las normas y restricciones para grabar en los juzgados y para mantener la confidencialidad de las partes involucradas. El hecho de que la película deba "limitarse" a los pasillos de los juzgados dota al documental de un subtexto muy interesante, como comprobará el público.

Etiquetas