Cultura

ÚLTIMO ADIÓS

El mejor homenaje a García Abril es “seguir disfrutando de su obra”

El presidente Javier Lambán lamenta el fallecimiento del compositor, cuya capilla ardiente se instaló en la SGAE

Capilla ardiente de Antón García Abril en la sala Manuel de Falla e la SGAE.
Capilla ardiente de Antón García Abril en la sala Manuel de Falla e la SGAE.
EFE

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, lamentó la “pérdida muy importante” que ha supuesto el fallecimiento del compositor turolense Antón García Abril (Teruel 1933), y consideró que el mejor homenaje que se le puede hacer es “seguir disfrutando de su obra”.

Lambán insistió en que su muerte es una pérdida muy importante para el mundo de la música en general y para Aragón en particular, y aseguró que el músico “pasará a la historia por su obra” y por ser el compositor del Himno de Aragón en 1989 por encargo de las Cortes.

“Lo lloraremos pero, como ocurre con los grandes creadores, seguir disfrutando de su obra será el mejor homenaje”, recalcó.

No obstante, desde el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón ya se piensa en “la manera de honrar su figura en un futuro próximo”, según dijo el director general, Víctor Lucea, en rueda de prensa.

Lucea expresó un “recuerdo sentido” hacia la figura de Antón García Abril, “enorme compositor” aragonés que ha puesto la banda sonora de la vida cotidiana de un par de generaciones durante casi 50 años y quien, además, supo plasmar en “una bellísima composición” siglos, gentes y aspiraciones colectivas en el himno de Aragón. También se refirió a este fallecimiento el consejero de Educación y Cultura, Felipe Faci, a quien la noticia, confesó, le cogió por sorpresa.

El consejero le definió como “figura relevante” del sector de las artes musicales, reconocida internacionalmente, y trasladó sus condolencias a la familia.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, también expresó su pesar por el fallecimiento del compositor, a quien definió como “excelente embajador de Aragón”, que siempre llevó en su corazón, y “maestro entre maestros”. En un comunicado, el también vicepresidente del Ejecutivo autonómico, aseguró que la muerte de García Abril, “gran compositor aragonés de reconocido prestigio internacional”, le había producido “una enorme tristeza”.

“Un ilustre aragonés”, continuó Aliaga, turolense de nacimiento, al que Aragón “le debe mucho”, y subrayó la “especial ligazón” que tuvo siempre con su tierra.

Último adiós

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) acogió este jueves por la tarde la capilla ardiente de Antón García Abril, que quedó instalada en la Sala Manuel de Falla de la sede central en Madrid.

Además, la SGAE abrió una página de condolencias en Facebook para aquellos ciudadanos e instituciones que quieran dejar un mensaje.

García Abril, de quien este jueves se despidieron a través de las redes sociales instituciones como el Teatro de la Zarzuela o la Academia de Cine, fue autor de obras para orquesta, cantatas, conciertos y música de cámara. Además, su larga carrera fue reconocida con el Premio Nacional de Música (1993), el Premio Nacional de Teatro (1971), la Medalla de Oro de las Bellas Artes (1998) o el Premio SGAE de la Música Iberoamericana “Tomás Luis de Victoria” 2006, entre otros galardones.

Etiquetas