Cultura

EDUCACIÓN EMOCIONAL

‘Érase una vez’ propone trabajar las emociones mediante cuentos clásicos

Sebastián Darpa advierte de que la sociedad en que vivimos forja jóvenes “más agresivos, depresivos e inseguros”

Sebastián Darpa durante la grabación de los cuentos.
Sebastián Darpa durante la grabación de los cuentos.
S.E.

“Nos encontramos en una sociedad en la que se impone la falta de educación emocional que no permite a los jóvenes potenciar sus capacidades innatas” y esto desemboca en “chavales más agresivos, depresivos e inseguros”. Así lo manifiesta el experto en comunicación y formador, Sebastián Darpa, diplomado en Logoterapia y Análisis Existencial por la Escuela Viktor Frankl de Viena y colaborador habitual de la universidad de Zaragoza, quien reflexiona sobre la necesidad de trabajar las emociones de los niños e invita a padres y maestros a guiarles.

Darpa considera que “hemos caído en una especie de euforia en busca del éxito” y que, por tanto, “la tarea de educar mental y emocionalmente a nuestros hijos es más importante que nunca ya que la sociedad que hemos creado está dando como resultado jóvenes con problemas de concentración, de autocontrol, con falta de seguridad e incluso adicciones” y para combatirlo propone el proyecto telemático Érase una vez.

Se trata de un curso ‘online’ dirigido a niños mayores de 8 años, adolescentes y adultos que trata de sumergirlos en “un maravilloso viaje hacia el mágico descubrimiento de su mundo interior”, lo hace a través de 33 historias clásicas, extraídas de distintas culturas y tradiciones, con grandes aprendizajes para la vida con el objetivo de ofrecer “una valiosa herramienta para que los niños aprendan a gestionar su mundo interior mientras disfrutan de la antigua tradición oral de escuchar historias”.

Darpa ve los cuentos como “las semillas que pueden terminar siendo un auténtico salvavidas ante el caos y la conquista mental a la que se ven sometidos nuestros niños”.

El experto explica que “estas fábulas nos invitan a reflexionar, a vivir, a imaginar y son grandes transmisoras de enseñanzas y lecciones para la vida que se instalan de forma inadvertida en nuestro inconsciente”. Además, indica que contribuyen de forma clara a desarrollar la creatividad e imaginación, así como “a integrar valores como la honestidad y la flexibilidad, a afrontar conflictos, tomar decisiones y desarrollar una comprensión que enriquece el lenguaje y las interacciones sociales”.

Con este proyecto se hace uso de las nuevas tecnologías para acercar a los jóvenes algo tan tradicional como es el contar historias. Pero no se presentan como el tradicional cuentacuentos, sino que se explica la enseñanza que transmite la narración y se plantea una serie de tareas para integrar los conocimientos “para forjar personas felices, seguras y conscientes”.

El experto hace hincapié en que “numerosos estudios científicos han afirmado que escuchar historias tiene un infinito poder, aunque creamos que solo sirven para entretener. Representan y aportan mucho más de lo que imaginamos porque estimulan y generan conexiones en el cerebro que permite a los niños desarrollar sus habilidades lingüísticas, su imaginación, integrar valores y desarrollar capacidades como la empatía y la confianza en sí mismos”.

Por otra parte, desvela que las narraciones han sido grabadas íntegramente en “una hermosa cabaña llamada La Paz de los sentidos”, situada en la localidad zaragozana de Borja.

Al alcance de todos los escolares de Monzón

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Monzón apuesta por este proyecto ofreciéndolo a todos los centros educativos de la ciudad, ya que este curso no se han podido organizar actividades presenciales, a causa de la pandemia, como venía siendo habitual desde este área. Así, pone estos vídeos de acceso ilimitado a disposición de todas las escuelas.

La concejala montisonense de Educación, Nuria Moreno, aclaró, a través de una nota de prensa, que para paliar esta carencia, han buscado “actividades alternativas que no supongan desplazamiento de los alumnos y garanticen el mantenimiento de los grupos burbuja”.

“Creemos que este curso virtual es una opción muy interesante ya que los centros desarrollan proyectos de inteligencia emocional que se pueden complementar con el material que nos ofrece este experto, diseñado especialmente para niños y adolescentes”, explicó.

Etiquetas