Cultura

PROMOCIÓN DE LA LECTURA

Zueco demuestra “la importancia que siempre han tenido los libros”

El autor aragonés protagonizó la Campaña de promoción de la lectura en Sabiñánigo

Luis Zueco posó en Sabiñánigo con su último libro.
Luis Zueco posó en Sabiñánigo con su último libro.
M.P.

El mercader de libros, del escritor aragonés Luis Zueco, protagonizó ayer la Campaña de promoción de la lectura que este mes se celebra en Sabiñánigo.

El autor nacido en Borja (Zaragoza) habló de esta novela histórica ambientada en el s. XVI, donde el eje central son los libros, en una trama aderezada con aventuras, misterio e intriga.

Se trata de un viaje a los años siguientes a la invención de la imprenta cuando un mercader de libros emprende la búsqueda de un misterioso ejemplar que ha sido robado de la mayor biblioteca de Occidente, creada en Sevilla por el hijo de Cristóbal Colón.

Con cuidada, sencilla y amena prosa, Zueco relata una historia “cuyo discurso principal es el amor por los libros, y sobre todo por los clásicos”, explicaba ayer el autor a este diario.

Traslada al lector a una época en que la palabra impresa podía ser el arma más peligrosa. “A través del personaje principal, se demuestra la importancia que siempre han tenido los libros, en la antigüedad, en la edad moderna y actualmente, es un homenaje a los libros en general”.

La obra se publicó dos días antes de que empezara el confinamiento. “Salió a la venta el 12 de marzo de 2020, hubo librerías que no les dio tiempo ni a ponerlo en la estantería, y otras lo pusieron en sus escaparates y justo al día siguiente cerraron. Se cancelaron todas las presentaciones, incluso fue difícil de conseguir, se agotó ‘online”, recuerda.

En el confinamiento se han leído más libros, “ha sido como una tabla de salvación, una ayuda para la gente, pero creo que también es una tendencia que venía de atrás”, apunta el escritor. Añade que, aunque la época actual es muy audiovisual, “los libros están en un momento dorado”.

Nunca se había publicado tanto como ahora, nunca ha habido más presentaciones ni más actos literarios. Los libros han tenido épocas de sufrir mucho, pero en la actualidad la literatura sigue siendo un valor fundamental, y, además, nos permite evadirnos de la realidad”, dice.

Público asistente a la presentación del último libro del   escritor aragonés.
Público asistente a la presentación del último libro del escritor aragonés.
M.P.

La literatura, prosigue, supone que el lector se implique con la novela que está leyendo. “El lector tiene que poner de su parte, no es sentarse en el sofá a ver imágenes, sino que tú tienes que generarte las imágenes de lo que lees, la literatura está muy viva”, reflexiona.

Durante el confinamiento, Luis Zueco he escrito mucho. “Tengo cosas que todavía no se van a publicar porque quiero que haya cierto espacio entre unas y otras”, confiesa.

Dice que ha escrito un ensayo sobre castillos que no ha terminado -“quiero dejarlo reposar, lo retomaré”, promete- y también ha creado una novela que saldrá a la venta el próximo septiembre donde hay influencias de la pandemia. “En el fondo los escritores debemos ser consecuentes con nuestra época y la covid tiene que influenciar en la literatura de ahora. Cuando se estudie más adelante la literatura de este tiempo se verá que en ella tuvo una influencia tremenda la covid”, opina.

Luis Zueco es ingeniero técnico industrial, licenciado en historia, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, colaborador en medios de comunicación… Argumenta que de ingeniero tiene la metodología de trabajo. “Es duro sacarse una ingeniería. Recuerdo hacer problemas de cinco o seis horas hasta resolverlos, y eso te da una metodología muy fuerte para luego dedicarte a la literatura que tiene fama de ser algo como espontánea”.

Explica que escribe todos los días. “Empiezo a las seis de la mañana y a veces muchas horas seguidas. Las novelas hay que trabajarlas mucho, aparte de escribirlas hay que corregirlas, hay que echarles muchas horas, y ahí se ve el bagaje de haber estudiado y trabajado varios años de ingeniero”, sostiene.

Las ciencias y las humanidades se complementan, apunta, “pero ahora nos encanta especializarnos. Antiguamente los escritores también habían sido soldados y marinos, Cervantes había sido recaudador de impuestos. Tener diferentes facetas en la vida te enriquecerte”.

A la hora de elegir un libro “es importante que el lector se informe y confíe en los profesionales, los buenos libreros son los que mejor pueden aconsejar. Hoy en día lo tenemos mucho más fácil que antes a la hora de elegir un libro”, termina. 

Etiquetas