Cultura

LA ENTREVISTA

María Teresa Iranzo: “Huesca es una ciudad con una historia bastante compleja”

La historiadora presenta este miércoles un libro sobre "Los Anzano de Huesca’

María Teresa Iranzo.
María Teresa Iranzo.
S.E.

La doctora en Historia y directora, hasta su jubilación, del Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, María Teresa Iranzo, presenta este miércoles, a las 18:30 horas, su último libro, El mundo de la baja nobleza en el Aragón del Renacimiento. Los Anzano de Huesca (siglos XIV-XVI), editado por Prensas de la Universidad de Zaragoza, en el patio exterior del Instituto de Estudios Altoaragoneses de Huesca. Iranzo estará acompañada por el director del Archivo Histórico Provincial de Huesca, Juan José Generelo.

Memoria, escritura, poder y parentesco son los ejes de esta investigación sobre la historia social de las familias de la baja nobleza en Aragón en los siglos XIV-XVI y lo presenta a través de la familia Anzano, de Huesca, ya que, según explica la propia autora, surgió hace años en su tesis doctoral sobre la historia de la política de la ciudad de Huesca. En concreto, relata que investigó “sobre las élites del gobierno local en la baja Edad Media en Huesca porque es una ciudad con una historia bastante compleja, con un rasgo característico que la diferencia del resto de ciudades de la Corona de Aragón, que es la participación en el gobierno municipal de un grupo social que son los infanzones con mucha representación en todo el reino y para quienes tienen reservadas magistraturas como el Justicia”. Añade que “son un grupo socialmente representativo y políticamente muy activo, con un peso específico interesante, y de ahí es de donde salió esta familia de la que había noticias sueltas muy significativas”.

Tras la tesis, encontró mucha más información de Tomás de Anzano, señor de Siétamo a finales del siglo XV, y “documentos muy interesantes, en la catedral de Huesca, sobre las fundaciones que hacen de herramientas para la memoria, capellanía y otras serie de fundaciones, había una cofradía dedicada a San Lorenzo donde aparecía esta familia y las familias relacionadas con ellos”, como los Abarca de Bolea. Y “una cosa que era como marginal en la tesis se reveló como una historia culturalmente compleja y lo suficientemente significativa para merecer una monografía”, apunta Iranzo.

Es más, descubre elementos que han resultado trascendentes para la comunidad científica.

La posibilidad de utilizar archivos nobiliarios de excepcional calidad y la ausencia de estudios sobre la nobleza urbana aragonesa y, en general, de la Corona de Aragón, han sido las razones que la han impulsado a seguir.

Escribe Iranzo sobre “Bernardo Abarca de Bolea, un hombre muy importante en toda la época de los Austria relacionado con Zurita y con toda una serie de renovaciones, se casa con Jerónima de Castro, descendiente de los Anzano, y necesita tener un señorío, un título, y entonces empieza a trabajar en una reconstrucción del archivo de esta familia” y, en medio de esta documentación, la historiadora hace hincapié en la importancia de las mujeres en la transmisión de los bienes de la memoria familiar. 

Etiquetas