Cultura

LITERATURA

Presentan en Jaca un libro sobre la historia de Aragón y Bearne

La publicación recoge las actas del simposio organizado en Oloron en 2018

Ramón, Echenique, Simon, Giannerini, Moreno y Acín, en la Casa de la Cultura de Jaca, durante la presentación del libro.
Ramón, Echenique, Simon, Giannerini, Moreno y Acín, en la Casa de la Cultura de Jaca, durante la presentación del libro.
Ricardo Grasa.

Este viernes se ha presentado en Jaca el libro titulado “Aragón y Bearne en los tiempos de Alfonso I y Gastón IV (1090-1134)”, que recoge las actas del simposio que se organizó en el municipio francés de Oloron-Sainte-Marie, en 2018, con el objetivo de analizar los cambios y las confrontaciones que se registraron entre cristianos y musulmanes a lo largo de dicho periodo.

La nueva obra “acerca una etapa extraordinaria y admirable de la historia para ambas regiones”, según han explicado el francés Pierre-Louis Giannerini y el americano David L. Simon, coordinadores del libro, que tiene 300 páginas y enriquece el estudio de las actas del congreso “Transpirenalia” con numerosos mapas y fotografías, además de dos bellas cubiertas, una en francés y otra en español.

A este simposio acudió la Asociación Sancho Ramírez de Jaca, cuyo presidente, Juan Carlos Moreno, comentó que el contenido de las jornadas “puede interesar a un público más amplio que los oyentes que asistieron al seminario”, por lo que el libro se cederá a diversas instituciones y se va a poner a la venta en librerías de Jaca, Huesca y Zaragoza, así como en Oloron, Pau y Tarbes.

Durante la presentación del libro, también ha estado presente el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, que se ha mostrado contento de que se pongan en marcha “iniciativas que tienden a unirnos”, teniendo en cuenta que “la historia de Aragón y Bearne es conjunta”. Además, destacó “el carácter pedagógico” del libro, que recoge las diferentes ponencias de este simposio.

El exitoso congreso ha reunido a un grupo de universitarios procedentes de EE.UU., Francia y España, que han analizado las relaciones entre cristianos y musulmanes en la época de las primeras cruzadas. En este sentido, recuerdan que Alfonso I tomó Zaragoza en 1118, pero una parte de los musulmanes permaneció en la ciudad. A partir de entonces, la nobleza aragonesa extendió su poder y el reino de Alfonso I se convirtió en el estado más poderoso de la península.

Desde el punto de vista artístico, los intercambios entre Aragón y Bearne son múltiples. Los arquitectos y los escultores cruzan los Pirineos en ambas direcciones para difundir el estilo románico. El arte árabe de Zaragoza llega a influir de una manera notable en las iglesias de Oloron y de l’Hôpital-Saint-Blaise. Además, el precioso olifante de Gastón el Cruzado viaja de Salerno a Jerusalén, se detiene en Morlaàs y más tarde, Talesa lo dona a la basílica del Pilar en Zaragoza.

Etiquetas