Cultura

ARTE

Los misterios del laberinto abierto de Santiago Arranz

El Museo de Huesca inaugura una retrospectiva de los cuarenta años de carrera del artista

Santiago Arranz posa con una de sus obras en la Sala de la Campana.
Santiago Arranz posa con una de sus obras en la Sala de la Campana.
Rafael Gobantes

El público puede descubrir desde este martes los misterios que esconde el laberinto de Santiago Arranz, una retrospectiva del artista serrablés compuesta por 142 obras que podrá visitarse en el Museo de Huesca hasta el próximo mes de enero.

La inauguración de la muestra se enmarca en el 148 aniversario del recinto, que acoge la exposición en el Salón del Trono y la Sala de la Campana.

En mi trabajo busco y soy, pero para luego salir huyendo. Aquí os descubro unas obras, pero a la vuelta de la esquina hay otras, porque queremos que el espectador vaya recomponiendo los hilos conductores del laberinto”, ha contado en el acto de apertura el propio artista.

Arranz concibe sus proyectos como una narración vital, en la que aparecen los lugares en los que ha vivido: Sabiñánigo, Huesca, Zaragoza, Madrid, Barcelona, París, Marrakech o Bogotá.

Pinturas, esculturas, relieves, collages, dibujos, bocetos, libros,... Los 40 años de trayectoria del artista aparecen resumidos en todos los formatos posibles en este particular laberinto, que muestra su gran evolución.

“Podría haberme quedado hace tiempo con alguna disciplina y haber evolucionado en ella, pero no estaríamos hablando de un laberinto abierto, sino de una cárcel”, ha aseverado el creador, que “siempre” ha huido “de todo tipo de confinamiento”.

El miedo del artista también se exhibe en la retrospectiva. “Yo he pasado mucho y lo sigo pasando, porque mientras construyo no tengo una verdad en la que quedarme”, ha reflexionado.

Santiago Arranz ha deseado que sea el público quien recree esta exposición, en la que “no se le impone nada y no hay ningún tipo de jerarquía”, ha destacado.

Los pensamientos y sentimientos están mezclados y tienen la misma importancia. Espero que os guste mucho”, ha terminado.

Uno de los artistas más importantes de Aragón

Santiago Arranz, en la exposición.
Santiago Arranz, en la exposición.
Rafael Gobantes

Pablo J. Rico, comisario de la exposición, ha definido este martes a Santiago Arranz como “uno de los seis artistas aragoneses más importantes y reconocidos del siglo XX y XXI”, un honor que en su opinión comparte con Pablo Gargallo, Pablo Serrano, Antonio Saura, Fernando Sinaga y José Manuel Broto.

Ha realizado 150 exposiciones y más de la mitad son internacionales. Ha participado en algunas de las mejores colectivas”, ha proseguido.

Las cuatro décadas de trayectoria del serrablés coinciden con las del gestor cultural, que fue el responsable de sus primeras exposiciones.

“Hace cuarenta años que iniciamos nuestra amistad y el colofón es esta exposición, con la que me corto la coleta”, ha dicho en referencia a su jubilación.

Cuando planteó la muestra del Museo de Huesca, Pablo J. Rico tuvo claro que debería llamarse El artista en su laberinto, en la que se muestra “la expresión de una alegría de vivir, de trabajar”, ha comentado.

El segundo paso fue definir el espacio, en el que hay múltiples recorridos y las únicas instrucciones se encuentran en la entrada de la muestra.

“Dentro no van a leer nada más, porque lo que buscamos es que el espectador quede inmerso totalmente en el lenguaje de la obra y no se confunda ni se distraiga. El público tiene que ser valiente, imaginar sus propias ficciones y lo que tiene delante”, ha indicado.

El comisario también ha valorado la importancia del catálogo-libro de la exposición, de 160 páginas, donde aparecen reproducidas las 142 obras de la exposición y en el que el propio Pablo J. Rico aporta un ensayo crítico sobre el creador.

"Teníamos una deuda con Santiago Arranz"

Algunos de los cuadros de la muestra.
Algunos de los cuadros de la muestra.
Rafael Gobantes

Víctor Lucea, director general de Cultura del Gobierno de Aragón, ha destacado que desde la institución tenían “una deuda con Santiago Arranz”, uno de los factores que motivó esta exposición.

El director del Museo de Huesca, Fernando Sarría Ramírez, también ha reivindicado la figura del serrablés, que desde hace años reside en Castejón de Sos.

Siempre se ha preocupado por buscar nuevos horizontes artísticos, nuevas metas, para una consecución de la belleza”, ha dicho

Sobre la exposición inaugurada este martes, Sarría ha resaltado que aborda todas sus inquietudes y que supone “un punto y seguido en su carrera”, ya que en el futuro “nos seguirá deslumbrando con sus creaciones”.

Etiquetas