Cultura

LA ENTREVISTA

Ana Carla Maza: “El violonchelo no es únicamente un instrumento clásico”

La cantante y violonchelista cubana presenta este jueves por la noche en Huesca, a las 21:30 horas, su último proyecto musical, ‘Bahía’

Ana Carla Maza.
Ana Carla Maza.
S.E.

La cantante y violonchelista cubana Ana Carla Maza actúa este jueves noche, a las 21:30 horas, en la Terraza del Palacio de Congresos, para presentar por primera vez en Huesca el proyecto Bahía, un tour que, explica la artista, “me llevará a recorrer países como Suiza, Francia, Bélgica, Chile, México e Italia”.

Según explica Maza, en Huesca habrá “una noche cubana, donde embarcamos en un viaje imaginario por América Latina” y asegura que el público “encontrará que el violonchelo no es únicamente un instrumento clásico, sino que es un instrumento donde todos los estilos son permitidos. Sin barreras”.

Sobre las canciones que sonarán este jueves, revela que su inspiración nace de “mis viajes, las historias y personas que me he encontrado en el camino”, porque desde muy joven empezó a recorrer con el violonchelo Europa, América y países Árabes. Además, insiste en que hay que tener en cuenta sus influencias ya que nació “en los años 90, rodeada de músicos como Silvio Rodríguez, los Buena Vista Social Club o Omara Portuondo y al mismo tiempo, de las giras por los festivales de jazz en Europa mis padres, músicos, siempre me traían los discos que sonaban en ese momento, como Marisa Monte, Herbie Hancock, o Chick Corea”.

Se muestra muy emocionada por presentar en Huesca las nuevas canciones de su próximo disco Bahía, “donde partimos en idas y venidas, entre Europa y América, pasando por Argentina con un tango, Brasil con una samba, Cuba con un Son Cubano o la cordillera de los Andes con un Huayno, entre otros”, advierte.

Recuerda que este trabajo llega tras su primer disco, Solo Acoustic Concert, que es “un homenaje a la música en directo” y el segundo, en solitario, La Flor, que define Maza como “un disco que dediqué a América Latina con la intención de mostrar que por más que vengamos de culturas diferentes todos hemos pasado por momentos de crisis y esperanza”.

Con tan solo 10 años realizó su debut invitada por su padre (pianista y compositor chileno), Carlos Maza, en el Festival de Jazz de La Habana, aun así asegura que al subirse a un escenario siempre se pone “nerviosa y emocionada como si fuera la primera vez” y afirma con rotundidad que la música le hace “feliz” y le hace “ser mejor persona cada día, superando retos y dando amor ante todo”. Según comparte, “la verdad es que ver música en vivo siempre fue para mí algo especial, creo que desde muy pequeña supe que eso era lo que me gustaba”.

Del mismo modo que supo que el violonchelo iba a ser su compañero de vida. Así la violonchelista añade que “su sonoridad resuena en mi alma, tiene la tesitura media de la voz humana, cálida y generosa”. Es más, aclara Maza, “la música siempre ha sido mi manera de comunicarme con las personas, mi lenguaje universal”. 

Etiquetas