Cultura

LITERATURA

El escritor Pedro Juanín documenta el origen de las calles de Jaca

Su nuevo libro aborda la evolución desde el siglo XI, los cambios de nombres o la inclusión de personajes ilustres

José Luis Melero, Juan Manuel Ramón, Pedro Juanín y José Ángel Hierro, en la presentación del libro.
José Luis Melero, Juan Manuel Ramón, Pedro Juanín y José Ángel Hierro, en la presentación del libro.
R.G.

El escritor jaqués Pedro Juanín Esteban acaba de publicar Origen de las calles de nuestra ciudad. Jaca y sus calles 1020-2020. X siglos de historia, un libro compuesto por más de 400 páginas y 450 fotografías, que pasa a convertirse en la obra de referencia para los vecinos a la hora de conocer la evolución urbanística de las vías por las que transitan cada día.

Juan Manuel Ramón, alcalde de Jaca; José Ángel Hierro, en representación del Casino Unión Jaquesa, y el escritor zaragozano José Luis Melero acompañaron a Pedro Juanín esta pasada semana en el Casino Unión Jaquesa durante el acto de presentación del libro, que edita y patrocina la Asociación Cultural Jacetana, con el título de Recopilaciones Jaquesas número 19. Se puede adquirir en la Librería Oroel.

Pedro Juanín, con su nuevo libro, en el Casino Unión Jaquesa.
Pedro Juanín, con su nuevo libro, en el Casino Unión Jaquesa.
R.G.

“Los nombres de nuestras calles trazan el tejido de un mapa de la memoria; en ellos, perviven viejas costumbres, modas, profesiones, artes y oficios, además de hechos históricos, personalidades relevantes y tantos otros detalles que nos ayudan a entender el ayer y el hoy de Jaca”, apuntó Juan Manuel Ramón, para el que “es muy de agradecer la labor de documentación realizada por Pedro Juanín y que comparta las joyas encontradas en las fotografías que atesora en sus archivos”.

“Esta obra es mucho más que una guía de las calles de Jaca y sus cambios de nombres, porque también habla de sus monumentos, sus personajes ilustres y de por dónde se va a expandir la ciudad”, dijo José Luis Melero, agregando que “es un libro que queda para el futuro y para los vecinos de Jaca, a los que les hará pasar un buen rato y les emocionará”.

Pedro Juanín dedica su obra a “tres buenos amigos y grandes eruditos”: Juan Lacasa Lacasa, alcalde de Jaca entre 1943 y 1961; Juan Francisco Aznárez, antiguo canónigo archivero de la Catedral de Jaca; y Tomás Buesa Oliver, catedrático de la Universidad de Zaragoza. “Hace muchos años decidieron hacer un libro sobre las calles de Jaca y contactaron conmigo para que les cediera fotografías. El proyecto se ha alargado en el tiempo. Han fallecido los tres y al final, había que terminarlo”, señaló el autor.

En su momento, “se hizo una primera selección por parte de Juan Lacasa y Tomás Buesa”, y más recientemente, “las últimas excavaciones arqueológicas han confirmado épocas de las calles”, reforzando el rigor del libro, para el que su autor consultó los archivos del Ayuntamiento de Jaca y el Obispado, además del Archivo General Militar de Madrid o la Biblioteca Nacional, entre otras fuentes.

“Los nombres de nuestras calles trazan el tejido de un mapa de la memoria“

Según el libro, las primeras calles que se citan en un callejero del siglo XII son Zapatería Negra, Cámara de San Pedro, Barrio de San Nicolás, Macello, Carnicerías o Bufonería. Con respecto a la calle Mayor, el autor precisa que “no era como la conocemos ahora”, ya que en sus orígenes “en algunos puntos era tan estrecha que escasamente cabía un carro”.

Curiosidades

“Lo más bonito y curioso que he encontrado ha sido el tema de los nombres de las calles”, continuó Pedro Juanín, explicando que “en Jaca hubo una calle Churrundieras (frutos en forma de bolas para hacer pacharán), una calle del Oso y otra del Lobo, animales característicos de la zona y ya desaparecidos, una Travesía del Cañizo o una plaza de la Estrella”, que estaría ligada a los antiguos judíos.

Durante el siglo XX, en torno a la II República y la Guerra Civil, “se cambió muchas veces la denominación de las calles, poniéndose nombres franquistas y republicanos”. Uno de los espacios públicos que tuvo más variaciones es el paseo de la Constitución, que llegó a ser el paseo de la Glorieta, Buenos Aires, Alfonso XIII, Galán y García Hernández y general Franco.

“En Jaca hubo una calle Churrundieras (frutos en forma de bolas para hacer pacharán), una calle del Oso y otra del Lobo, animales característicos de la zona, una Travesía del Cañizo o una plaza de la Estrella”

Pedro Juanín se muestra “en contra de poner el nombre de políticos a las calles” y reivindica la ausencia de personajes ilustres de la historia local, como la poetisa Concepción Estevarena, el aviador Alfonso Pablo Zabalga, el ciclista José María Javierre, el religioso Alejandro López Sanz, el obispo Pedro Baguer o el propio Juan Lacasa. En este sentido, recuerda que en 2017 se dedicó un parque al payaso Marcelino Orbés y una plaza a Jesús Dumall, un ilustre jaqués vinculado a varios colectivos.

Entre las curiosidades, Pedro Juanín apunta que hay dos calles con fechas (7 de febrero de 1883 y 18 de junio de 1891) que “se refieren al inicio de las obras del canal y a la inauguración” de una obra clave para traer el agua a la ciudad. Por otro lado, “muchas de las calles del polígono de la Victoria llevan nombres de músicos de Jaca”. También se habla “de las calles que podían haber sido o las que están tapadas”.

“Creo que la gente de Jaca va a disfrutar con el libro y que puede interesarles a personas de cualquier edad”, aseguró Pedro Juanín, que ayudó a un grupo de escolares a realizar un trabajo de fin de curso sobre las calles y las antiguas murallas y “disfrutaron un montón”. La idea del autor es completar este libro con una exposición que tendría lugar en agosto.

En los agradecimientos del libro, Pedro Juanín cita a Juan Manuel Ramón y al ex alcalde Enrique Villarroya, por su interés y su colaboración, ofreciendo fondos del archivo municipal; a Manuel de Dios (autor de las fotos de las placas de las calles actuales), a Patricia Martín y su equipo de Obras, por su apoyo con la cartografía; a Juan Carlos Moreno y a los arqueólogos José Luis Ona y Julia Justes. En la portada y la contraportada, aparecen dos fotos de los años 60 de lo que eran la avenida Primo de Rivera y la calle de Caballeros, que actualmente son la avenida Primer Viernes de Mayo y la calle del Carmen.

Una ciudad en expansión

Con respecto a la transformación de la capital de la Jacetania a largo plazo, Pedro Juanín pronostica que “de aquí a 100 años, Jaca va a crecer para arriba, hacia lo que es la Corona de los Cuervos”. “De hecho, ya se está preparando ese espacio para que sea una zona residencial. Nosotros ya no lo veremos, pero Jaca crecerá por allí, porque no tiene otro sitio”, aseguró el escritor, que espera que el proyecto urbanístico respete un chopo que ronda los 140 años. En las páginas de este libro, se aborda la modernización que han experimentado en los últimos años zonas como el Llano de la Victoria, el barrio de la Tejería, el Fuerte de Rapitán o el complejo deportivo, dando lugar en algunos casos a nuevas calles, monumentos y zonas verdes que han enriquecido el callejero local.

Etiquetas