Cultura

EXPOSICIÓN

El Museo Casa Paco rememora la llegada a Graus de la electricidad

El centro inaugura su temporada estival con ‘La modernización de la casa’

Eugenio López, responsable del museo, en la muestra temporal La modernización de la casa
Eugenio López, responsable del museo, en la muestra temporal La modernización de la casa
E.F.

El Museo de Historia y Tradición de Graus Casa Paco inauguró este lunes su temporada estival coincidiendo con el décimo aniversario de su inauguración y potenciando su exposición temporal sobre La modernización de la casa. Durante este mes de agosto, el museo tendrá horario de mañana y tarde, de 12 a 14 y de 19 a 21 horas; mientras que del 1 al 12 de septiembre, víspera de las fiestas de Graus, el horario será de 19 a 21 horas.

El 16 de marzo de 2011 se inauguró la reforma total del edificio del museo, con un emotivo acto en recuerdo de “Pallason”, Vicente Turmo, que fue su promotor y alma durante muchos años. Desde el museo recuerdan que se pudieron abrir tres plantas: sótano, planta baja y primer piso, que albergan una pequeña parte de las colecciones existentes en las reservas. “Quedan pendientes de terminar las plantas segunda y tercera, en las que oportunamente se intervendrá”, avanzan.

Por otro lado, se habilitó una parte del espacio expositivo para presentar exposiciones temporales que permitieran aportar una visión más amplia de los fondos existentes. A lo largo de estos años, se han realizado diversas muestras, incluso presentando dos propuestas simultáneamente en el mismo periodo, y de gran variedad de temáticas.

La exposición La modernización de la casa coincide con el 125 aniversario de la llegada de la corriente eléctrica a Graus. Desde el Museo Casa Paco recuerdan que el 26 de marzo de 1895 se puso en marcha la dinamo que, con corriente continua, alimentaba doscientas bombillas en toda la población de Graus. El molino funcionaba únicamente entre las 18 y 22 horas en aquel momento. Sin embargo, inciden en que las acciones de la nueva compañía estaban muy repartidas y tuvieron acceso incluso las familias más humildes, ya que las participaciones se repartieron desde un peseta hasta cincuenta pesetas.

El Museo de Historia y Tradición ha querido sumarse a este recuerdo, presentando la exposición:

La modernización de la casa donde la electricidad tiene el máximo protagonismo. “Hornillos, cazos eléctricos, batidoras y minipimers, tostadoras de pan, cuchillos eléctricos, exprimidores de frutas, licuadoras, secadores de pelo, maquinillas de afeitar, estufas, ventiladores, molinillos de café, cafeteras de todos tipos, teléfonos o juguetes que, utilizando la electricidad, hicieron las delicias de los niños de toda una época”, enumeran. “Hemos procurado que estos objetos traigan recuerdos porque fueron utilizados en la mayoría de casas, muchos fabricados en España y además haber sido comprados en tiendas de proximidad”.

En total, la muestra presenta más de 200 objetos fabricados entre los años 1920 y 1980 y anuncian que sigue abierta a aportaciones y viva a enriquecerse y que el 30 por ciento de los objetos que se presentan están expuestos en diversos museos. Entre las últimas incorporaciones, citan: antiguas máquinas de afeitar eléctricas de Phipips, de los años 30 y 50; un cuchillo eléctrico de los 70 o la primera fregona fabricada en España y diseñada por Manuel Jalón con cubo metálico con escurridor por rodillos de madera y accionamiento con el pié, comercializada por “Manufacturas Rodex, AS” de Zaragoza alrededor de 1956, entre otros muchos objetos muy interesantes. 

Etiquetas