Cultura

PRESENTACIÓN

El éxodo de los belverinos a Cataluña se recoge en ‘Del pueblo a la ciudad’

El historiador Germán Ferrer Marzola presenta en la localidad del Bajo Cinca un libro sobre la migración en los años 50 y 60

José Manuel Martínez París y Germán Ferrer Marzola, en la presentación del libro.
José Manuel Martínez París y Germán Ferrer Marzola, en la presentación del libro.
S.E.

El historiador Germán Ferrer Marzola presentó este fin de semana en Belver de Cinca el libro Del pueblo a la ciudad, un trabajo de investigación en el que explica el éxodo laboral a Cataluña acaecido fundamentalmente en las décadas de los cincuenta y sesenta del siglo pasado.

La obra, autoeditada y que supone la tercera publicación del historiador, es un exhaustivo compendio de ese período histórico centrado en la localidad bajocinqueña de Belver de Cinca y recoge testimonios orales de muchos de los belverinos y belverinas que se vieron obligados a emigrar a la vecina región como única posibilidad laboral.

A través de la técnica de investigación histórica basada en las fuentes orales, Germán Ferrer desgrana el comportamiento social de un período histórico en el que se ha pasado de ser sociedad migrante a sociedad de acogida. Sin olvidar la labor pedagógica que toda investigación debe suponer, el libro establece una reflexión sobre las migraciones como motor de desarrollo de cualquier sociedad, introduce comparaciones entre diferentes momentos históricos o enfatiza el interés que cualquier historia particular tiene para explicar la colectiva.

La presentación fue realizada por el también historiador José Manuel Martínez París, descendiente de Belver y autor de numerosas investigaciones históricas en la ribera del Cinca y el sureste de la provincia.

Mediante un diálogo, ambos describieron las líneas medulares de la publicación centrándose en aquellos ámbitos fundamentales que determinaron tanto la necesidad de la emigración como aquellos otros que explican la complejidad del fenómeno migratorio. La necesidad de un trabajo dignamente remunerado, la compleja red de contactos familiares o la descendencia como elemento fundamental de permanencia posterior fueron algunos de los temas tratados, a la vez que los datos demostraban cómo esa masiva emigración laboral permitió el desarrollo industrial de Cataluña y enriqueció culturalmente a la sociedad de acogida.

El numeroso público congregado para la ocasión disfrutó de la presentación, al tiempo que los historiadores pudieron comprobar cómo su testimonio pasaba a formar parte de esa memoria colectiva que termina configurando la historia de un lugar. Ambos coincidieron en la necesidad de elaborar el relato de un lugar desde dentro porque, en caso contrario, se queda sin hacer o es construido desde el exterior con planteamientos cercanos al colonialismo cultural. 

Etiquetas