Cultura

LA ENTREVISTA

Juan Carlos Moreno: “El Primer Viernes de Mayo se consolida durante el siglo XIX”

Presentó su tercer libro dedicado a la popular fiesta de Jaca en la Ciudadela, durante la 22ª edición de la Feria del Libro

Juan Carlos Moreno
Juan Carlos Moreno
R.G.

Juan Carlos Moreno presentó su obra Consolidación de una tradición. El Primer Viernes de Mayo en el siglo XIX, este viernes en la Ciudadela de Jaca, en el marco de la 22ª edición de la Feria del Libro. Su tercer libro sobre la fiesta lo editan la Asociación Sancho Ramírez y el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

“No tenía intención de hacer un libro del Viernes de Mayo, pero cuando hice el de la Ciudadela, escarbé en los archivos y separé lo que vi de la fiesta. Cuando tenía mucho, muy novedoso e importante decidí escribir el libro”, explicó el jaqués, al que animó el historiador Domingo Buesa, que le hizo la introducción de sus tres obras sobre el festejo.

Contra la creencia popular de que el Viernes de Mayo había decaído, la investigación del jaqués permite afirmar que “en el siglo XIX hubo una consolidación de esa tradición”. Además, “es la fiesta más colorista de Jaca, que Santa Orosia me perdone; la más gloriosa y ha sobrevivido más de 500 años, que es lo que estudiado”.

Moreno subraya que la fiesta “se ha celebrado gracias al ayuntamiento, primero con los jurados, luego los regidores desde los Austrias y después con los concejales”. “Siempre se destinó dinero a la fiesta y se ha mantenido. Si trabajas, te dicen que un día es fiesta, bajas a la ermita, te dejan una escopeta, das gusto al gatillo y además almuerzas y te pagan, es normal que hubiera una devoción tremenda por la fiesta”, apuntó.

Según su estudio, “desde 1511, se celebra regularmente salvo excepciones como una peste que hubo a mitad del siglo XVII, durante la Guerra de Sucesión o en la II República”. “Cuando caía un chaparrón, la pasaban a sábado o domingo”, continuó el jaqués, agregando que en el s. XVI “ya se decía que la fiesta venía de muy antiguo, por lo que nos metemos en la Edad Media”.

De los símbolos de la fiesta, Moreno indicó que “el conde Aznar no existía y se lo inventó un abad de San Juan de la Peña, Juan Briz Martínez (1610), al publicar una historia de Aragón y encajar al personaje en la gesta de Jaca”. Luego, “los cronistas empezaron a darlo por bueno y en el s. XIX, los románticos dieron valor al personaje”.

Además, “evoluciona lo que llamamos escuadristas”, ya que “empezaron siendo la cofradía de ballesteros, cuando no existían las armas de fuego en Jaca y se sabe porque el ayuntamiento pagaba al prior”, igual que cuando “sobre 1685 decide destinar una partida a la pólvora”. Más tarde, “se habla de ‘veinteneros’, porque se pondrían en grupos de 20”, según el autor, que señala que “hubo agrupaciones estables de la milicia nacional y llegó a haber una banda uniformada en el siglo XIX”.

A Juan Carlos Moreno le habría gustado presentar el libro en torno a la celebración del Primer Viernes de Mayo, “pero no pudo ser” a causa de la pandemia y el confinamiento que sufrió Jaca. Lo positivo de presentarlo en la Feria del Libro es que “así los visitantes se enteran de que tenemos una fiesta muy singular”

Etiquetas