Cultura

LITERATURA

José Luis Melero: “Me gusta hablar de lo que no está en los grandes manuales”

El autor zaragozano presentó su obra El lector incorregible en el Casino Unión Jaquesa, en la Feria del Libro de Jaca

José Luis Melero
José Luis Melero
R.G.

“Los libros son parte sustancial de mi vida y no lo puedo cambiar. Ya no puedo corregirme”, aseguró José Luis Melero, a su paso por Jaca, donde ayer, en el Casino Unión Jaquesa, presentó El lector incorregible. Para el escritor (Zaragoza, 1956), sus lectores “también son incorregibles”. “Elegir libros como los míos les define muy bien. Es gente que no lee best-sellers, sino que busca otro tipo de libros”, continuó el autor, agregando que “es importante la pasión por la literatura de autores raros y olvidados”.

En El lector incorregible, hay 120 artículos publicados semanalmente en Heraldo de Aragón. “Son textos independientes en los que cuento historias relacionadas con la literatura o temas aragoneses, muchos del Alto Aragón”, dijo el escritor, que habla de la Sublevación de Jaca, la calle Bellido de la capital jaquesa, el ministro republicano Gil Berges (natural de Jasa), la Guerra Civil en el Pirineo, el obispado de Barbastro o el exalcalde de Huesca Manuel Bescós.

“Los libros más importantes ya están bien recogidos. Las cosas de las que hablo no están estudiadas. Son pequeñas y minoritarias, sobre autores olvidados o libros de difícil localización”, comentó Melero, definiéndose como un autor diferente. “Hay muchos de solomillo y bistec. Yo soy más de riñones y chiretas, de casquería, de lo aparentemente humilde y que no está en grandes manuales”.

“Me gusta contar cosas menores y si hablo de autores importantes como García Lorca, Karen Blixen, Virginia Woolf o Marcel Proust, me refiero a retazos de sus vidas que a lo mejor no están recogidos”, continuó el escritor, que en el libro incluye sus “principales pasiones por los grandes autores”, al tiempo que descubre a “otros pequeños o desconocidos, intentando sacarles del olvido y que adquieran por unas horas la importancia que nunca se les dio”.

De los artículos recogidos en El lector incorregible, Melero destaca El negro de Durruti, que alude a Jacobo Morcillo, quien “se radicalizó (a raíz de que su padre se suicidase, antes que caer en manos de las tropas republicanas) y se metió como topo en las filas anarquistas de Buenaventura Durruti, escribiéndole algunos discursos, pese a ser fascista”.

Más tarde, “combatió el comunismo en Rusia; y a su vuelta, fue nombrado comisario de policía”. Además, hizo “la canción Mi vaca lechera, fue representante de Julio Iglesias y trabajó con Augusto Algueró, el que fuera marido de Carmen Sevilla”. “Es un personaje increíble y diferente a lo que se suele leer. Este tipo de cosas son las que me gustan”, apuntó.

Con respecto a la Feria del Libro de Jaca, de la que ofreció el pregón el pasado jueves, Melero aseguró que “siempre se está muy a gusto, en verano y con mucha gente”. Sus lectores esperarán poco tiempo para encontrar novedades, ya que en otoño o noviembre publicará Lecturas y pasiones, un libro que recogerá “otros 130 ó 140 textos, hablando de este tipo de cosas”. “Y habrá muchos artículos jacetanos y oscenses”, promete.

Etiquetas