Cultura

LO MON CONTEMPORÁNEO

Yoshimar Tello: “Pretendo que mi obra enfatice la identidad cultural de Hecho”

El artista mexicano ha desarrollado una pintura mural partiendo de fotografías con materiales procedentes de la propia localidad y sus alrededores

Yoshimar Tello
Yoshimar Tello
A.P.

Yoshimar Tello (México, 1989) ha sido uno de los cuatro residentes que este verano han trabajado en Hecho, en el marco del festival Lo Mon Contemporáneo. Durante las pasadas semanas, su proyecto Piedra y camino: Arqueología contemporánea de pueblos silentes se apoya en la pintura mural en espacios rurales, pues “la investigación artística se desarrolla en base a los medios y recursos propios de la pintura y la fotografía. El proceso para la realización de la obra consiste en recolectar imágenes propias del lugar, hacer una composición y posteriormente pintar dicho boceto”. Para hacer la pintura, se recolectan pigmentos procedentes en el mismo lugar donde se obtuvieron las imágenes o del lugar que la fotografía fue tomada. “En este caso, se extrajo hollín de las chimeneas de las diferentes casas en las que se recolectaron fotografías y se adquirió también arcilla de los alrededores del Castillo d’Acher y Aguas Tuertas en Selva de Oza, dos lugares que aparecían en tres de las fotografías utilizadas para realizar el diseño del mural”, explica el artista mexicano. Yoshimar Tello está en Instagram desde la cuenta @yoshimar_art

¿Cuál es la diferencia significativa que hace único a su proyecto?

—Siento que su valía radica en hacer del proceso pictórico un acto de investigación. Es una pintura diferente ya que aúna múltiples campos de conocimiento para convertirlos en imagen. Se trata de un proyecto que propone una pintura procesual dando énfasis en el significado de las acciones y en el valor narrativo que pueden contener sus materiales.

¿Qué aporta de manera más especial? ¿Cuál es su activo cultural, lo que aporta como valor a la comunidad?

Pretendo que mi obra enfatice la identidad cultural de Hecho, que exista a través del mural una identificación por parte de los vecinos con los elementos representados en la pieza y, por qué no, que añada un valor al espacio en el que ha sido pintada.

Por ello, ¿cómo integra en su residencia aspectos de antropología, identidad, pertenencia, etcétera?

—Creo que los materiales cuentan la historia de la gente y son los gestos procesuales antes descritos en mi proceso creativo los que consiguen integrar en mi residencia aspectos antropológicos o de pertenencia.

¿Cómo fueron los primeros días de este retiro creativo?

—Me generaron mucha expectativa en cuanto a los tiempos y mi organización, a la vez fue muy emocionante saberme tan lejos y con un compromiso tan lindo, por lo que mis primeros días se vieron envueltos en gratitud y al mismo tiempo desorden, el cual posteriormente de forma muy natural terminó organizándose.

¿Qué es para usted la creación?

—Para mí la creación son aquellas ideas que materializamos en cualquier soporte y por cualquier medio.

¿Y la innovación?

—La innovación es una mentira individual que me motiva a pensar que algo estoy aportando a la creatividad humana y sin embargo, siento que dentro de los miles de mentes que pueblan nuestro tiempo alguna despertó la misma idea que yo, pero la representa con otra forma o en otra disciplina.

¿Ha habido sorpresas? ¿De qué cosas se ha sorprendido gratamente en esta residencia?

—Lo que más me sorprendió fue el interés colectivo de las organizadoras para promover la cultura a través de esta actividad.

¿Cómo integra aspectos de raíz y de tradición en su residencia?

—Por medio del proceso en la realización del mural y a través de los elementos representados en la obra.

Además de su componente inspirador, ¿cómo afectó el valle y la naturaleza estos días en su proyecto?

—Es completamente necesario, tanto de forma teórica como práctica, ya que sin el paisaje mi proyecto no tendría ningún sentido.

¿Cómo ha sido el plus de encuentro y convivencia? ¿En qué aspectos ha beneficiado al trabajo realizado?

—Ha sido fácil, tanto con mis compañeros residentes como con la organización ya que conseguimos tener una buena relación y esto nos ha llevado a una sencillez idónea para el trabajo.

Comparta una anécdota o experiencia que haya sido especial.

Bañarme en el Ibón de Acherito. Fue como abrir los ojos y darme cuenta de tanto por lo que tenía que agradecer.

¿Qué emociones, sentimientos, le ha despertado Lo Mon?

—La gratitud y la confianza.

¿Valora como importante el compromiso institucional detrás de estas iniciativas para poder hacer viable nuevos proyectos?

—Sí, considero que es fundamental el compromiso institucional, pero un compromiso honesto y entusiasta como el que encontré en Lo Mon Contemporáneo. 

Etiquetas