Cultura

LA ENTREVISTA

Joan Santacreu: “Es un homenaje a todas las mujeres que han vivido oprimidas”

El director artístico de la compañía Maduixa fundó este proyecto en 2004, apostando por la búsqueda de nuevos lenguajes teatrales

Maduixa presenta Mulïer, en el CDAN, esta tarde.
Maduixa presenta Mulïer, en el CDAN, este viernes por la tarde.
S.E.

Magia hipnótica. Desde lo alto de unos zancos, las intérpretes de Maduixa crean un espectáculo en el que se combina la danza con otros lenguajes escénicos, y que se recoge bajo el nombre de Mulïer. Una experiencia que se complementa a la perfección al ser acogida por el CDAN este viernes, a partir de las 19:30 horas.

La mujer y su instinto natural, la represión, la lucha constante, es decir, todos los arquetipos de la figura femenina, son los protagonistas de la obra. “Es un homenaje a todas las mujeres que durante siglos han vivido oprimidas y Mulïer se centra en la búsqueda de esta mujer que intenta quitarse todas estas capas para encontrarse con esta esencia más animal y libre”, explica el director artístico de la compañía, Joan Santacreu.

Emoción e intensidad para transmitir al público ese camino hacia la libertad. El uso de los zancos crea momentos hipnóticos donde los movimientos de las bailarinas van más allá de lo habitual. Más que adaptarlos, se han creado nuevas maneras de expresión para que se pudiese unir con los objetos.

Detrás de este proyecto hay una labor muy importante de investigación con la dramaturgia, las intérpretes, el equilibrio, lo emocional y lo sensorial para llegar a crear un show único y mágico. Un proceso que no ha sido fácil pero cuyo resultado “ha traído grandes momentos tanto en lo profesional como en lo personal”, reconoce Santacreu.

Los zancos jugaron un papel fundamental en la construcción de la idea. “Los zancos aportan la opresión de la mujer que representamos en esta historia. Las mismas bailarinas tuvieron momentos de pánico los primeros días, se sentían maniatadas, no podían bailar, no se sentían libres..., esto jugó un factor importante a la hora de construir toda la dramaturgia”, comenta.

Sorprender y emocionar a los espectadores a través de un espectáculo contado solamente con el movimiento sin la utilización de palabras es el objetivo final de Maduixa.

Para conseguirlo, se centran en la búsqueda y la combinación de nuevos lenguajes para jugar con ellos en escena de forma única y muy personal. “A lo largo de estos años hemos jugado con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías con proyectos pensados para disfrutar en familia y también hemos combinado las creaciones para la calle como ha sido el espectáculo Mulïer”, apunta Joan Santacreu.

La propuesta que traen a Huesca ha viajado a lo largo de más de veinte países y su director anima a ver la obra porque no hay un show igual. Durante 45 minutos, las personas que decidan acercarse al CDAN podrán disfrutar de la interpretación de las artistas, además en opinión de Santacreu, “el público tiene muchas ganas de disfrutar en un espectáculo en vivo que les haga desconectar de los duros momentos que todos estamos viviendo”. 

Etiquetas