Cultura

MUESTRA DE CINE

Concluye con éxito la Muestra de cine realizado por mujeres

El poder de denuncia del cine y la “catástrofe humanitaria” en Afganistán centraron, ayer, el discurso de clausura

Un momento de la clausura.
Un momento de la clausura.
V.L.

Con gran éxito bajó el telón anoche en el Teatro Olimpia de Huesca la XXI Muestra de cine realizado por mujeres. “El balance es más que satisfactorio y hemos contado con muchísimo público”, han indicado este domingo desde la organización del festival oscense. Asunción Gimeno, poniendo voz a las siete voluntarias organizadoras de la cita, subrayó, a este periódico, un año más, la buena acogida de la muestra por parte de la ciudad porque “todos se han volcado” así que, advirtió, “estamos encantadas y, en marzo, nos tenéis otra vez”.

De entre todas las cintas proyectadas, quince títulos en cuatro días, sobresalió el estreno en Huesca, en la tarde del sábado, de Las niñas de la Guerra Civil. Últimos relatos, de Virginia Espa y Beatriz López, que “fue absolutamente emocionante”, añadió Gimeno.

“El balance es más que satisfactorio y hemos contado con muchísimo público”

La expectación fue tal, relataron desde la organización, que “tuvimos que dejar nuestros asientos abajo e irnos a la parte de arriba del teatro, porque se contaron más de doscientos espectadores”.

La directora del documental, donde nueve protagonistas narran sus experiencias infantiles durante la guerra y la posguerra en tierras aragonesas, se mostró ilusionada con la reacción del público. “Hubo muchas emociones, la gente se rio, se vieron algunas lágrimas, un poco de todo, no esperábamos tanto cambio de emociones”, indicó Espa y explicó que “la reacción generalizada fue de agradecimiento por haber hecho este documental y por plasmar estos testimonios que se van a perder, porque -comentó la directora- dos de las protagonistas han fallecido recientemente y otras dos no pudieron venir por estar delicadas de salud”. Bien es cierto que las otras cinco, Magdalena Daniel, María Antonia Iguacel, Elena Cucalón, Isabel Mur y María Ibort, estas dos últimas a punto de cumplir cien años a finales de este 2021, acudieron a la cita muy emocionadas.

De izda. a derecha: Magdalena Daniel, Virginia Espa, Mª Antonia Iguacel, Isabel Mur, Elena Cucalón (de pie), María Ibort y Beatriz López.
De izda. a derecha: Magdalena Daniel, Virginia Espa, Mª Antonia Iguacel, Isabel Mur, Elena Cucalón (de pie), María Ibort y Beatriz López.
S.E.

Por otro lado, también se vio este documental como un soplo de aire fresco porque se habían proyectado películas que denuncian situaciones duras y, como dijo Espa, “esta que se esperaba muy dramática, no lo es” porque como ya advirtió a este periódico antes del estreno, “se trata el tema con mucha naturalidad e, incluso, con algo de humor”.

Y es que, como comentó Gimeno, habían provocado un gran impacto en el espectador algunas cintas que mostraban la dura realidad del mundo. Destacó For Sama, sobre la guerra en Alepo, “con unas imágenes impactantes pero preciosas”, puntualizó, y Quo Vadis Aida, de la guerra de los Balcanes, nominada a Mejor película internacional en los Oscar, que “pone en escena imágenes exactas a las que ahora se viven en Afganistán”.

Fue precisamente este asunto el que centró el discurso de clausura que, a cargo de la organizadora Chon Allué, puso el foco en el poder de denuncia del cine, “una de las herramientas culturales más eficaces que difunde valores y visiones del mundo”, y en la “catástrofe humanitaria” en Afganistán, donde el régimen talibán “ha prohibido todas las manifestaciones artísticas” y “ha roto todos los avances que habían conseguido las mujeres afganas en los últimos veinte años”.

Etiquetas