Cultura

“Todos escuchamos historias y, si se quedan conmigo, las escribo”

Rosario Raro, autora de ‘Volver a Canfranc’, abre los Martes de Otoño en Huesca de la Fundación Caja Rural de Aragón para explicar su proceso creativo

presentacion libro canfranc en caja rural  foto pablo segura  19 - 10 - 21[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Rosario Raro con José Luis Corral en el ciclo Martes de Otoño de Fundación Caja Rural de Aragón en Huesca
Pablo Segura

HUESCA.- La escritora Rosario Raro descubrió la estación internacional de Canfranc en la portada de un libro francés de lugares abandonados y no se la pudo quitar de la cabeza hasta que la visitó. Aquel día, en un puesto próximo, compró un cuaderno en blanco con tapas de cuero y allí empezó a escribir Volver a Canfranc (2015), que va por la 16ª edición. Estos días ha regresado al lugar que inspiró su primera novela y participó de incógnito inicialmente, porque la confundieron con una profesora de yoga, para ver las reacciones en una ruta literaria en la que sus personajes cobraron vida. En este viaje, con parada ayer en Huesca, la historia creció todavía más con las anécdotas de la autora, que habló de su proceso creativo.

“Todos escuchamos muchas historias al día. Hago la prueba y, si se quedan conmigo, las escribo”, afirmó. Raro fue la protagonista de la primera jornada de los Martes de Otoño, un ciclo sobre la creación literaria, organizado por Fundación Caja Rural de Aragón, en el salón de actos de su sede en la capital, con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca. La autora enganchó al público con los detalles de cómo decide contar una historia, cómo construye los personajes o cómo se documenta, en una conversación tan fluida como magistral dirigida por los escritores aragoneses José Luis Corral y Alejandro Corral, que dominan la novela histórica.

El ciclo continuará el próximo día 26 de octubre con el escritor Luis Zueco; el 9 de noviembre, con Luz Gabás; y se cerrará el día 16 de noviembre con Lorenzo Silva. Para todos los actos el acceso es libre y gratuito previa reserva en la página web de Fundación Caja Rural de Aragón, y también se puede seguir por streaming a través de su canal de Youtube.

La autora, doctora en Filología y profesora de Escritura Creativa en la Universidad de Castellón, hizo un recorrido por sus historias literarias y, a partir de detalles de sus obras, explicó que “no hay que contar, hay que mostrar”, para retratar a los personajes a través de acciones, como la del gobernador civil de ‘Volver a Canfranc’ que frió dos huevos con billetes de 100 pesetas. Entre ellos, hay personajes reales como Albert Le Lay, jefe de la aduana, o ficticios, pero “cuando conviven, el gran desafío es que los que son inventados no parezcan fantasmagóricos frente a los reales”.

La conservación llevó también a La huella de una carta (2017), donde se habla de las consecuencias de la talidomida y del consultorio radiofónico de Elena Francis, del que encontró 75.000 cartas en un archivo y sobre el que descubrió que era un negocio. “Mi primera novela me hizo crecer como escritora y la segunda como persona”, indicó.

El viaje literario con Rosario Raro no se detuvo en Canfranc sino que cruzó otras fronteras con su obra Desaparecida en Siboney (2019), una novela sobre el pasado colonial y el origen de la industria textil de Barcelona. Fue toda una invitación a leer e incluso a escribir y a investigar aspectos de nuestra historia. La cuarta novela, para el 2022. l

Etiquetas