Cultura

LA ENTREVISTA

Lourdes Aso: "Pensé en las vidas del gato para explicar las formas de morirnos"

La escritora logra con Siete Vidas el premio nacional de Cuentos Infantiles Adiós Cultural

Lourdes Aso
Lourdes Aso
S.E.

De entre los más de trescientos relatos recibidos, la escritora jacetana Lourdes Aso Torralba ha obtenido el primer premio del concurso nacional de Cuentos Infantiles que otorga la revista Adiós Cultural, que tiene por objeto explicar a los niños qué es la muerte de una forma que ellos puedan entender. Aso presentó su texto Siete Vidas, una historia donde la muerte es tratada de manera muy natural, alejada de los eufemismos y con toques de humor.

El jurado destacó que “la protagonista se comporta de manera que los lectores se van a identificar plenamente con ella”.

Por su parte, la autora asegura, emocionada: “Cuando recibí la llamada de la organización, tardé bastante rato en creer que la noticia era verídica. Que había ganado ese premio, sobre todo, por el tema. No es fácil explicarle a un niño qué es morirse y pensé en normalizarlo de la mejor forma posible”.

Aso revela a este periódico cómo se le ocurrió esta historia y es que dice que para hablar de la muerte pensó en que “la mayoría de los niños tienen mascotas y en las siete vidas que tiene el gato para explicar las diversas formas que podemos tener de morirnos: De rabia, de pena, de amor, de vergüenza, de miedo, de risa y morirse de verdad, cuando llega la hora. Cuando la niña ya es capaz de entender que cuando uno es muy mayor, llega un momento en que se muere de verdad”.

Advierte la escritora jacetana que está dirigido al público infantil, hasta los diez o doce años, y relata que lo que encontrarán los pequeños lectores “es una forma natural de hablar de la muerte, con algo de humor y un lenguaje adaptado a los niños, a su forma de pensar, hablar y entender la vida, además, hablar de este asunto sin rayar ni el dramatismo ni la indiferencia es muy complicado”.

Precisamente, el lenguaje es lo más cuidado del relato, ya que, como Aso explica, “a mí me resulta más difícil escribir para niños que para adultos porque hay que elegir mejor las palabras y no todo vale”, y en este sentido, insiste en que “es necesario meterse en la cabeza de un niño”.

La jacetana continúa centrada en el relato corto puesto que defiende que “es lo que más me gusta escribir como una forma de desconectar del mundo e inventar otro paralelo”. 

Etiquetas