Cultura

ACTO LITERARIO

Félix Albo: “Fueron las reacciones del público adulto lo que hizo que me dedicase a esto”

El contador de historias presentó el miércoles en Huesca Zafa, un cuento de humor y ternura

Félix Albo, en Huesca.
Félix Albo, en Huesca.
D.A.

El contador de historias Félix Albo protagonizó el pasado miércoles la narración de Zafa, un cuento para adultos donde el humor y la ternura se entremezclan y que logró captar la atención del público en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca, en un acto literario enmarcado en la programación especial de las bibliotecas municipales de Huesca, que hasta fin de mes celebran el Día de las Bibliotecas (el pasado domingo 24) y el décimo sexto aniversario de la Antonio Durán Gudiol.

Albo presentó en Huesca este cuento, donde narra la historia de una vida, “la de un hombre comprometido, visto desde los ojos de fascinación de su nieto”, explicó a este periódico el autor, quien además puso de manifiesto que se trataba de “un personaje peculiar, un abuelo tradicional, ese que se nos viene a la mente, el que está conectado con la naturaleza y que tiene una manera más lenta de mirar”. Antes de comenzar la narración, Albo subrayó que “siempre cuento este cuento con una voz un tanto disloca para jugar mucho con el humor pero desde la ternura de un abuelo en los ojos de un nieto”.

Y es que precisamente, advirtió el autor y narrador de historias, “la seña de identidad es el humor y también la ternura”. En este sentido aseguró: “Es porque soy mediterráneo y no lo puedo evitar”.

Todo espectador presente en el centro cultural oscense formó parte de Zafa porque, como dijo Albo, “en el teatro, el público reacciona sobre lo que pasa en el escenario y, en este caso, el público reacciona ante lo que pasa en su imaginario, porque lo que hago es evocar mediante emociones intensas con mucha energía”.

El narrador resaltó que cada vez son más los adultos que acuden a estos cuentacuentos porque “el que va por primera vez sale sorprendido y con ganas de más, de dejarse llevar y escuchar”.

“Fueron las reacciones del público adulto lo que hizo que me dedicase a la narración oral, el hecho de que se emocionaran a partir de la voz de un desconocido me pareció algo brutal. Que la palabra tiene aún ese poder, me parece realmente emocionante”, añadió Albo, quien por la mañana contó a adolescentes oscenses de varios institutos, otra historia: Mi primer beso.

Etiquetas