Cultura

EDUCACIÓN

Alejandro Ibáñez: “Cuanta más fuerza tenga el aragonés, mejor para todos”

El maestro Alejandro Ibáñez ha realizado el trabajo de fin de máster sobre la presencia y el uso de esta lengua en la red

Alejandro Ibánñez.
Alejandro Ibánñez.
S. E.

Alejandro Ibáñez es maestro, experto en TIC aplicadas a la educación e investigador y un apasionado del aragonés. El interés por esta lengua le llevó hacer el trabajo fin de máster en Comunicación y Educación en la Red, sobre la presencia y el uso del aragonés en la red. “Este trabajo surge de una necesidad, porque existen muy pocas investigaciones sobre el aragonés en el mundo digital y me parecía muy interesante que la gente lo conociese. Este es el objetivo principal, el cómo está ahora mismo la situación del aragonés en cuanto a su presencia y su uso en la red”, asegura.

El interés de Alejandro Ibáñez se centró en investigar sobre el aspecto comunicativo de esta lengua y en ver qué posibilidades existen para aprenderla en internet. “En cada una de estas dos vertientes he ido profundizando, investigando, viendo lo que teníamos ahora mismo en la red en cuanto a plataformas, blogs, redes sociales y en cualquier rincón de internet donde pudiese existir aragonés, ver qué presencia existe y cómo se usa. Y respecto a la parte educativa, en qué espacios podemos encontrar materiales y recursos para aprenderlo desde casa accediendo a internet, qué cursos y qué formación ‘online’ existe ahora mismo”, señala.

En el aspecto comunicativo, argumenta que hay un auge del aragonés en perfiles de redes sociales. “La actividad que años atrás se realizaba a través de blogs o antiguos foros, ahora se ha trasladado a redes sociales donde el aragonés tiene más presencia y más gente que se anima a hablarlo. Este es un aspecto muy favorable a destacar”. En este sentido incide en las herramientas lingüísticas que se han puesto en marcha, “que ayudan y favorecen el que se pueda utilizar el aragonés de una forma más segura, más sencilla y más accesible para todo el mundo, me refiero a diccionarios, traductores, la Wikipedia en este idioma, así como diferentes plataformas con recomendaciones”.

Y el aspecto negativo en la parte comunicativa, dice, “sería la escasez de presencia del aragonés en medios de comunicación, radio, tv, prensa digital, como también la falta de un respaldo por parte de los espacios virtuales institucionales”.

En cuanto a la parte educativa, en esta investigación tan exhaustiva que ha hecho del aragonés en el mundo digital, ha visto que cada vez existen más recursos y más materiales para aprenderlo vía ‘online’ de forma libre. “Gracias a la creación de la web Las lenguas de Aragón, un gran almacén de recursos, es mucho más fácil poder de forma autónoma aprender aragonés desde casa, pero también es verdad que existen muy poquitas plataformas donde encontrar recursos, casi todos están concentrados en muy pocas webs”. Estos materiales, explica que en su mayoría son analógicos y han sido digitalizados, no han sido creados especialmente para aprender aragonés en la red, “salvo excepciones que sí se están poniendo en marcha gracias a la Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón”.

Alejando Ibáñez en este estudio ha encontrado escasez de oferta de formación ‘online’. “Hay muy pocos cursos que se puedan hacer ‘online’ en aragonés y toda esa escasez se compensa con el trabajo que está haciendo mucha gente de manera particular que ofrecen recursos que ellos mismos crean y comparten”, dice.

Argumenta el investigador que se necesita “una inversión de dinero para poder llevar a cabo proyectos de aragonés en la red, pero más que dinero es necesario tener voluntad e interés. Se necesita crear una red fuerte de hablantes del aragonés tanto de gente nativa como neo hablantes que lo están aprendiendo, para tener una red fuerte, colaborativa, con la que sacar adelante proyectos”.

Este entusiasta del aragonés incide en que internet puede ser “una oportunidad maravillosa para que todos los hablantes de esta lengua y todas las personas que la aman, encuentren un lugar donde unirse y expandirla, que nos pongamos todos de acuerdo, que partamos de lo común y que utilicemos la red como vehículo para impulsarla.

Para ello sería necesario crear más materiales y el respaldo institucional. El Gobierno de Aragón está haciendo una gran labor desde este sentido, pero todavía queda mucho camino por recorrer”, comenta el zaragozano.

El deseo de Alejandro Ibáñez es llegar a potenciar un aragonés estándar y proteger cada una de las variedades lingüísticas de la misma “porque me parece importantísimo conservarlas todas. Cuanta más fuerza tenga el aragonés será mejor para todos”.

Alejandro Ibáñez es profesor de inglés y de aragonés. Actualmente imparte clases de inglés en la Escuela de Adultos de la Almunia de Doña Godina (Zaragoza).

Su primer destino al acabar la carrera, fue como maestro de aragonés en Aínsa. También es cantautor, hace un año salió al mercado su primer disco que incluye canciones propias en aragonés. “También trato de colaborar con esta causa a través de la música”, concluye. l

Etiquetas