Cultura

ANIMACIÓN A LA LECTURA

La igualdad en la cultura, protagonista en la Biblioteca Pública de Huesca

Un documental, una conferencia y una exposición centran la actividad en el archivo, que recupera un ciclo de la Dirección General de Cultura de Aragón

Sábada, junto a sus fotografías expuestas en la biblioteca oscense.
Sábada, junto a sus fotografías expuestas en la biblioteca oscense.
S. E.

Ana Abarca de Bolea y María Andresa Casamayor son, junto a una veintena de aragonesas anónimas, las protagonistas de una semana dedicada a la igualdad en la cultura organizada por la Biblioteca Pública de Huesca, que celebra recuperando el ciclo Cultura en Igualdad: Mujeres en Museos, Archivos y Bibliotecas, que tenía por objeto fomentar la igualdad a través de las artes y la cultura, que organizó la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón, durante 2020, aunque algunos actos se tuvieron que posponer por la pandemia.

Desde la biblioteca oscense se recupera esta actividad y se completa a lo largo de esta semana con dos coloquios y una exposición fotográfica.

Mirella Abrisqueta presenta su documental mañana en Huesca.
Mirella Abrisqueta presenta su documental mañana en Huesca.
S. E.

Así, la proyección del largometraje documental escrito y dirigido por Mirella R. Abrisqueta, titulado La mujer que soñaba con números, en el que rescata del olvido a la pionera zaragozana María Andresa Casamayor quien publicó un manual que venía a revolucionar los métodos de enseñanza de las matemáticas en el siglo XVIII, abre el martes día 9 el programa cultural, a las 19 horas.

Precisamente, la propia directora de la cinta participará en un coloquio posterior a la proyección en el que también estará el catedrático de Matemáticas en la Universidad de Zaragoza y miembro del Instituto universitario de matemáticas y aplicaciones, IUMA, Pedro Miana, quien encabezó el grupo de investigación que trabajó en paralelo al documental investigando la vida de Casamayor y del que añade Abrisqueta, “entre otras cosas, descubrió su partida de nacimiento, con la fecha, lugar y nombre, Andresa en lugar de Andrea, como siempre había aparecido escrito hasta entonces”.

La directora revela a este periódico cómo surgió la mujer que soñaba con números y es que argumenta: “dirigí un programa de ciencia semanal y estaba buscando alguna científica aragonesa sobre la que hablar en febrero para el día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y así la encontré en internet, pero vi que no se sabía casi nada sobre ella, no había prácticamente ningún dato sobre su vida, y pensé que un personaje tan importante para nuestra historia se merecía ser reivindicado, poner el foco sobre ella y devolverle la visibilidad que durante tanto tiempo no tuvo”. El documental, de 52 minutos pretende mostrar no solo al personaje de esta pionera aragonesa, sino la época en que Andresa vivió, por ello y por falta de datos, se ha recurrido a la ficción en algunos momentos.

Sandra Araguás hablará de Ana Abarca de Bolea.
Sandra Araguás hablará de Ana Abarca de Bolea.
D. A.

El jueves, 11, continúa la jornada con una conferencia sobre Ana Abarca de Bolea, a las 18:30 horas, a cargo de la cuentista e investigadora de tradición oral, Sandra Araguás.

La escritora pondrá en valor la vida de esta poeta, escritora y religiosa aragonesa que pasó su vida entre conventos, dedicándola a la Iglesia y a la escritura. Recuerda Araguás que “es una humanista, una mujer muy culta que procede de una familia muy rica, que con tan solo tres años la enviaron al Monasterio de Casbas que era el referente para la educación de las hijas de los nobles en Aragón” y de la que dice que “es injusto que no se la conozca más”. La investigadora insiste en que le llamó mucho la atención que “tiene un libro de pastoradas que recoge el sentir y el habla de la zona, porque viajaba mucho a pesar de estar en el convento de clausura, con romances y cuentos del siglo XVII”.

Por otro lado, hasta el 20 de noviembre, el vestíbulo de planta calle de la biblioteca acoge la exposición MírAlas, una colección de fotografías de mujeres de todas las edades realizadas en diversos eventos públicos, mayoritariamente en la calle, por la fotógrafa aragonesa María Jesús Sádaba.

Esta exposición, que se compone de 19 imágenes, la mayoría en color, y un espejo “para que el visitante forme parte de la muestra” apostilla la autora, tiene por objeto la visualización y empoderamiento del universo femenino a través de la relación fotógrafa-modelo. “El o la visitante deberá descubrir en cada fotografía lo que la modelo, con su mirada, nos quería decir, aunque todas en común transmiten el orgullo de ser mujer” aclara Sádaba, quien hace hincapié en que también quiere, de esta manera, transmitir su amor por la fotografía, un trabajo que le apasiona y al que llegó por convicción tras mucho trabajo dejando atrás su otra vida ligada a su licenciatura en Ciencias Químicas. l

Etiquetas