Cultura

ENTREVISTA

JJ Vaquero: "Cuando pido un préstamo digo que soy guionista, suena más estable"

El humorista presenta este viernes su último show en el Olimpia de Huesca (20:30)

JJ Vaquero actúa por primera vez en la capital altoaragonesa.
JJ Vaquero actúa por primera vez en la capital altoaragonesa.
S.E.

Es un cómico directo y sin filtros, el más rápido de la televisión, aunque la noche del viernes cambia la pequeña pantalla por las tablas del Teatro Olimpia de Huesca para presentar, a las 20:30 horas, su último monólogo. JJ Vaquero (Valladolid, 1973) actúa por primera vez en la capital altoaragonesa con un único objetivo, hacer pasar un buen rato a los oscenses abordando sin rodeos ni pelos en la lengua su vida cotidiana. Desde su familia y amigos, hasta su trabajo o su día a día se colarán en un show en el que este humorista y guionista imprime su particular punto de vista.

Se define como un cómico “rudo y directo, sin filtros y al que le nace el pelo muy fuerte”. Como a Sansón, ¿el pelo le da fuerza?

El pelo me da identidad. Como cómico, en lo único que soy “lo más¨ es en que soy el cómico más reconocible por detrás.

Lo que tampoco parece tener son pelos en la lengua. ¿Reírse de uno mismo es condición básica para hacer reír a los demás?

Siempre supe que es mejor, cuando hay que hablar de dos, empezar por uno mismo. La frase no es mía, es de Shakira

Abordar en sus monólogos su vida cotidiana, ¿contribuye a que el público empatice con usted y se sienta identificado con las situaciones que “humoriza”?

Creo que sí, de hecho, intento hablar de la vida cotidiana de mis días normales, no de esos días en lo que me rodeo de Chanantes, hormigas moradas, etcétera.

“El confinamiento me dio un nuevo costumbrismo”

Usted es monologuista, pero también guionista. ¿En qué faceta profesional se siente más JJ Vaquero?

Me siento más JJ Vaquero como monologuista, pero cuando voy al banco a pedir un préstamo siempre digo que soy guionista, suena más estable.

Un humorista al que admire… Y si le pregunto por uno al que no iría a ver.

Admiro a Ignatius y no iría a ver a Ignatius. En mi profesión la admiración se puede acabar convirtiendo en envidia.

¿Concibe la vida sin humor?

La mía no. Cuando he vivido situaciones jodidas el humor es lo único que las ha hecho soportables.

¿Ha habido algún momento en su trayectoria profesional en el que se haya tenido que poner serio?

Buf, muchos. Fui camarero de un hotel, hay que ponerse serio para gritar del otro lado de la puerta: “Servicio de habitaciones”. Como cómico, una vez durante mi actuación le dio un infarto a un hombre. Paré la actuación y después de que viniera la ambulancia y se llevará al señor al hospital, no tuve cuerpo para reanudar el monologo. Lo importante, me contaron meses después que el señor se recuperó.

¿Qué es lo que más le hace reír y de lo que nunca se reiría?

Lo que más me hace reír son las anécdotas, me gustan los chistes y los monólogos, pero con lo que más disfruto es con una buena anécdota. Y no sé si hay algo de lo que nunca me reiré porque nunca es mucho tiempo y la risa es espontánea. Alguien se da contra la farola y me sale directa, luego me siento fatal por haberme reído, pero me he reído. Por suerte, tengo más capacidad para controlar los gases.

“Con lo que más disfruto es con una buena anécdota”

¿Qué me puede contar del show que va a presentar en el Teatro Olimpia?

Pues que está funcionando muy bien, la verdad. Llevo una racha buena, el confinamiento nos dio un nuevo costumbrismo, Videollamadas, papel higiénico, levadura, y también nos regaló personajes maravillosos para un cómico, Miguel Bosé por ejemplo. ¡Coño, que se avistó un cocodrilo del Nilo en el Pisuerga!

Reírse siempre es bueno, y en momentos como estos necesario, ¿hacerlo con JJ Vaquero es un buen plan para los oscenses?

A mí me parece un buen plan, por eso te aseguro que yo ¡¡voy a ir!!

Etiquetas