Cultura

arte

Entre barricas y patios de colegio anda la obra de Gatta

El artista barbastrense decora un tonel con motivo del Día del Enoturismo

David Gatta, decorando una barrica en Barbastro.
David Gatta, decorando una barrica en Barbastro.
Á.H.

La magia del vino está en buenas manos con el artista plástico David Gatta, que dejó constancia de su obra en una barrica decorada con motivo del Día Mundial del Enoturismo, celebrado en Barbastro. 

“En vez de una copa de la baraja es mejor una copa de vino. Se trata de reflejar algo bonito después de los meses que hemos pasado”, ha dicho el barbastrense.

Gatta también ha dejado constancia recientemente de su obra en el colegio Alto Aragón de la ciudad del Vero. “Allí había que trabajar con el tema de la igualdad y, en verdad, me ha costado mucho reflejarla para niños y niñas. Con la gente adulta es más fácil. Al final, he trabajado con mucho color, variedad e incluso, animales para que sea vea lo bonito de la vida”.

David Gatta reconoce que trabajó a gusto en este proyecto del centro escolar. “En muchas ocasiones han sido lecciones al aire libre con los alumnos y alumnas para contarles cómo se pinta un mural y lo divertido que es hacerlo”.

En una pared de 5 metros de alto y 16 metros de largo ha dejado constancia de su obra personal que se suma a otras realizada en paredes y muros de Barbastro, entre ellos el Espacio Gutemberg (Centro Uned), el exterior de la iglesia de los Misioneros en calle Joaquín Costa, el Instituto Hermanos Argensola y el aparcamiento puente del Portillo dedicado al tomate rosa.

El mural dedicado a las romerías tradicionales en Antillón está entre las obras realizadas fuera de Barbastro.

Mural del colegio Alto Aragón de Barbastro.
Mural del colegio Alto Aragón de Barbastro.
Á.H.

Respecto al del colegio, reconoce que “me ha costado más de lo previsto porque me sorprendieron el tiempo frío y el cambio de hora, y además, hay que tener mucho cuidado con los alumnos y alumnas que te rodean mientras trabajas". 

"Al final, han sido más de tres semanas en las que he trabajado cuatro horas diarias”, señala el artista, que asegura que “cuando hago trabajos como este en el colegio Alto Aragón es una motivación porque no se trata de llenar la nevera -expresión personal- sino de corazón". 

"A veces, hay que separar el trabajo de sensaciones y vibraciones. ¡Oye que estamos aquí dos días y hay que cuidar todo esto!... Si damos cultura a los pequeños, se la llevan a casa”, afirma David Gatta.

Etiquetas