Cultura

CICLO DE ARTE

Barbastro se prepara para el Ciclo de Arte Románico

El evento arranca los días 10 y 17 de diciembre, y se clausura el 14 de enero

María Puértolas, directora del museo.
María Puértolas, directora del museo.
Á.H.

La presencia de Francisco Prado-Villar, investigador distinguido de Santiago de Compostela, donde dirige el Programa A.W. Mellon para el Pórtico de la Gloria, al frente de un equipo multidisciplinar de trabajo, refleja el alto nivel de ponentes y el contenido de temas en el XI Ciclo de Arte Románico que se celebrará los días 10, 17 de diciembre de 2021 y 14 de enero de 2022, organizado por el Museo Diocesano Barbastro-Monzón, en colaboración con Amigos del Museo y el Ayuntamiento.

El programa rubricará los actos conmemorativos del X Aniversario de la apertura del Museo (15 de diciembre 2010) donde se expondrán, el mes próximo, medio centenar de obras de arte de la colección de 111 piezas, propiedad de parroquias aragonesas, que están en depósito judicial tras la devolución del Museo de Lérida.

María Puértolas, subdirectora, señala que el aumento de visitantes ha sido muy notable en el segundo semestre por la muestra de Isabel Guerra y la obra Tres músicos una de las tres versiones conocidas del pintor Diego Velázquez.

Ábside de Vió, del siglo XIII.
Ábside de Vió, del siglo XIII.
S.E.

El interés y la expectación aumentarán cuando se expongan las obras de arte devueltas por orden judicial tras el litigio diocesano.

Respecto al ciclo de Arte Románico resalta que “los ponentes son figuras relevantes” y explica que “en la última década se ha producido una revolución en el estudio de dos de los monumentos más importantes del Románico, las catedrales de Jaca y de Santiago de Compostela, desde el punto de vista del conocimiento arqueológico, iconográfico y programático de conjuntos escultóricos como de los discursos metodológicos innovadores que han suscitado estas obras”.

Francisco Prado-Vilar iniciará el ciclo, el próximo 10 de diciembre, a las 19:30 horas, con la ponencia El tiempo líquido y la petrificación de la eternidad: nuevos descubrimientos en torno a la escultura de Jaca y Santiago. El autor es investigador distinguido de la Universidad de Santiago de Compostela, se doctoró en la Universidad de Harvard, donde fue director de proyectos en el Real Complutense del que ahora es investigador asociado.

La trayectoria fue en las universidades de Princeton, Londres, Complutense y Stanford. Desde los inicios en 2008 coordinó el comité científico de la restauración del Pórtico de la Gloria (siglo XII) y ahora dirige el Programa A.W. Mellon al frente del equipo multidisciplinar de investigadores, arquitectos y científicos en la restauración procedentes de centros de prestigio de Estados Unidos y Europa.

Isidro Gonzalo Baringo Torviso pronunciará la segunda charla, el día 17 de diciembre, titulada De cementerio romano a catedral románica del Hijo del Trueno en el confín de la Tierra. El ponente es catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval en la Universidad Autónoma de Madrid, donde ha dirigido el Departamento de Historia y Teoría del Arte en varios períodos entre 1979-2002; decano de la Facultad de Filosofía y Letras en la misma Universidad.

Crismón de la catedral de Barbastro.
Crismón de la catedral de Barbastro.
S.E.

Además, ha participado en proyectos nacionales de Investigación, es miembro de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español, comisario de exposiciones significativas en León, Méjico, Washington y Pamplona, entre otras. Reflejo de su actividad son publicaciones como autor de libros, artículos y ponencias.

El ciclo se completará el 14 de enero de 2022 con la intervención de Manuel Castiñeiras, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Barcelona con la charla titulada Los jinetes del Apocalipsis: imágenes y resignaciones románicas en el contexto del Milenio.

La trayectoria de Castiñeiras acreedor de reconocimientos internacionales avala su presencia en el Museo Diocesano, es autor de libros sobre arte medieval, iconografía y la peregrinación a Santiago. En los últimos años trabaja sobre intercambios artísticos en el Mediterráneo medieval.

María Puértolas señala que “estamos encantados de que hayan aceptado porque son profesionales, docentes y comunicadores. La potencia del ciclo es fruto del trabajo ininterrumpido en diez años durante los que han pasado 30 expertos que han contribuido con nuevas aportaciones y enfoques sobre un tema inagotable como el románico. Somos afortunados porque en la Diócesis disponemos de muchas obras y lugares. Es un campo abierto a investigaciones, interpretaciones y enfoques. El Museo se posiciona como un referente”.

Muestras significativas del patrimonio inmueble son “la catedral de Roda de Isábena, joya del Románico diocesano, monasterios de Alaón y Obarra, colegiata de Tamarite, catedral de Santa María del Romeral (Monzón), ermita de Chalamera, iglesias de Luzás, Aínsa, Toledo de la Nata, Muro de Roda y otros. En el Museo destacan los pantocrátor de Vió y Villamana, el crismón de la catedral de Barbastro que han visto más de 100.000 visitantes en la exposición temporal de Burgos”.

Suben las visitas

María Puértolas resalta el aumento del número de visitantes en el Museo Diocesano. “En el segundo semestre arrancamos con fuerza con la exposición de Isabel Guerra y el atractivo cuadro de Velázquez. En el tramo final, el renovado discurso museográfico con obras de las parroquias aragonesas”, dice. Desde la apertura en 2010, se han incorporado más de 70 piezas, sin contar las próximas. “El Museo guarda sorpresas porque se trabaja en nuevas perspectivas atractivas para el público”, añade.

Etiquetas