Cultura

LA ENTREVISTA

José Miguel Navarro: "El libro es un homenaje a la gente que me ayudó a ser lo que soy hoy"

El escritor habla de Un año en el Pirineo, Averiguaciones y disquisiciones de un naturalista curioso, Premio Félix de Azara

Jose Miguel Navarro
Jose Miguel Navarro
Orosia Navarro

Un año en el Pirineo. Averiguaciones y disquisiciones de un naturalista curioso (Premio Félix de Azara 2021, a la edición) es un libro que hace tiempo José Miguel Navarro tenía ganas de escribir.

Se trata de un trabajo autobiográfico, “algo que no había hecho nunca”, explica.

Etnólogo, guía de montaña y de medio ambiente y escritor, José Miguel Navarro cuenta en esta publicación anécdotas o historias que le han pasado y que le sirven de hilo conductor para poner encima de la mesa temas de calado como el cambio climático.

“He conseguido la base del libro a través de anécdotas o historias que me han pasado, puestas con fecha y sobre un lugar concreto, todo eso lo tengo apuntado en cuadernos, todas las actividades que hago en el monte desde los 16 años las tengo apuntadas. A partir de ahí lo he literalizado”, cuenta.

Dice que después de trabajar muchos años como guía de montaña y de medio ambiente, “te das cuenta de que, de las explicaciones, la gente no se queda con fechas precisas ni con nombres científicos, sino que se queda con anécdotas, con curiosidades”.

“Por eso utilizo anécdotas y vivencias personales para contar otras cosas de actualidad, y por eso el libro se llama averiguaciones y disquisiciones; una disquisición es algo razonado que se aparta del tema principal”, señala.

El trabajo incluye al final un glosario, “creo que merecía la pena”. Explica que en los diferentes textos “hay asteriscos que te remiten al glosario, y en él, no solo está descrito el termino científico, sino que he puesto la etimología del término, esto ha sido lo más costoso. Me parece muy interesante el tema de la etimología. Entonces, no solo describo, por ejemplo, qué es un pétalo, sino su origen”.

José Miguel Navarro quiere que este libro sea también un homenaje muy sentido a su familia más cercana: “A mis padres, mis abuelos, mis tíos, ellos salen muchas veces mencionados porque al final, el origen de mi afición por la montaña y de cómo soy han sido ellos, las vivencias que he tenido con ellos en Isún, lo que me enseñaban. Por eso es un homenaje a la gente que me ha ayudado a ser lo que soy hoy. Si yo me hubiera criado en otro sitio, pues no sería lo que soy, eso lo tengo clarísimo”.

El libro que ayer presentó en Barbenuta, municipio de Biescas, tiene más de 300 páginas con más de 100 anécdotas y curiosidades. El 13 de enero lo presentará en la Casa de la Montaña de Jaca. “Estoy contento con el resultado, la verdad que ha quedado bien. Espero que a la gente le guste, a mí personalmente me gusta”, afirma.

El proyecto del trabajo Un año en el Pirineo. Averiguaciones y disquisiciones de un naturalista curioso, lo presentó Prames a los Premios Félix de Azara que convoca la Diputación. “Como yo habitualmente trabajo con Prames, fue la editorial quien presentó mi proyecto, nos dieron el premio y aquí está el resultado”, valora.

Etiquetas