Cultura

LA ENTREVISTA

Eduardo Ara: “He jugado con los clichés para rendir tributo a la típica obra de fantasía”

El joven escritor oscense acaba de publicar su primer libro, Crónicas de Thedrit

Eduardo Ara.
Eduardo Ara.
S.E.

El joven escritor oscense, estudiante de segundo de Bachillerato en el Instituto Ramón y Cajal de Huesca, Eduardo Ara acaba de publicar su primer libro, Crónicas de Thedrit (editorial Círculo Rojo), que narra en unas doscientas páginas una serie de historias ambientadas en un mundo inventado.

Según indica Ara, se trata de “una historia de fantasía que va a fascinar al lector al que le gusten las novelas como El Señor de los anillos o Eragon, es de ese estilo”, aclara. Y desvela el autor que es una antología no una novela, porque “cuenta varias historias con continuidad entre ellas pero que no dependen una de otra, es una antología bastante conectada, hay algunos relatos que son continuación directa de otros anteriores, pero no es la tónica habitual porque podría leerse en cualquier orden”. En este sentido explica Ara que recomienda seguir el orden del libro porque la mayoría de los capítulos hacen referencia a personajes o hechos ocurridos en historias previas.

Lo considera como un homenaje al género fantástico y relata que “consigue combinar muy bien ideas ya asentadas en el típico mundo fantástico pero con bastantes de cosecha propia”, lo que hace de esta un relato más original, y confiesa: “He buscado jugar con esos clichés para rendir tributo a la típica obra de fantasía”.

Advierte que, aunque aún no sabe qué acogida tendrá, le gustaría continuar con este proyecto del universo de Thedrit. Y es que desde que sabe leer no ha parado. “Toda la vida llevo leyendo, lo veo necesario para escribir, y me marcó mucho Harry Potter, también Eragon y mis novelas favoritas son la saga de El cementerio de los libros olvidados, de Ruiz Zafón”, dice.

Ha sido galardonado con varios premios de relatos y microrrelatos y fue en verano de 2019 cuando decidió dar el paso y “escribir de forma seria”, y fue con la pandemia cuando se dio cuenta de que “ya tenía material para una antología disfrutable”.

El joven escritor subraya que este “es un sueño cumplido” y “tener el libro en las manos es una mezcla de orgullo e incredulidad”.

Por cierto, revela que donará un ejemplar a su instituto y otro a la biblioteca del colegio de Salesianos donde estudió hasta los 16 años. 

Etiquetas