Cultura

LITERATURA

Francisco Javier Fernández: “Muchos lectores puede que se encuentren a sí mismos”

El escritor recibe el segundo premio en el XXIII Certamen de Relato Corto Tierra de Monegros por su obra De repente, el último verano

Francisco Javier Fernández.
Francisco Javier Fernández.
S. E.

El escritor asturiano, residente en Alicante, Francisco Javier Fernández ha sido galardonado recientemente con el segundo premio del XXIII Certamen de Relato Corto Tierra de Monegros por la obra De repente, el último verano.

Se trata de un relato ambientado en los años 70 del pasado siglo en el que, según advierte el autor a este periódico, “muchos lectores puede que se encuentren a sí mismos” y aclara que “todos aquellos que fuimos niños en la década de los 70 tuvimos unos padres y unos hermanos parecidos que hacían cosas parecidas. Éramos muchos los que íbamos al pueblo en vacaciones, a veces hacinados en un seiscientos o en un Simca 1000 con la baca llena hasta las cartolas y sin aire acondicionado, pero con la ilusión intacta de quien se sabe parte de un paraíso llamado infancia. También va a encontrar la cara menos amable de la vida, que también existe”.

Fernández relata que se trata de “un cuento entre el realismo y el costumbrismo con cierta carga autobiográfica”, puesto que parte de la trama es real, que tiene su origen en “la necesidad literaria de contestar a una pregunta que mi padre nunca me hizo. Como seguramente les sucede a muchas personas que pierden a sus padres (da igual a que edad suceda este hecho), siempre les quedan cosa por hablar, asuntos que tratar. En mi caso, quise dejar constancia, a través de este relato, de lo felices que fuimos en aquella época y como él influyó en ella. Aunque se trata de un viaje (un viaje de ida vuelta) es también el regreso imposible a una Ítaca que, en el caso de mi padre, nunca llegó a disfrutar”.

Al ser preguntado sobre lo que supone para él este premio, Fernández acentúa las palabras “sorpresa y satisfacción”, así como “agradecimiento hacia los miembros del jurado por haberlo tenido en cuenta, y gratitud hacia los organizadores del certamen por su buen hacer”, y hace hincapié en que “el prestigio del concurso es enorme”. “El hecho de llevar 23 convocatorias o que en esta edición hayan participado más de 400 relatos provenientes de 20 países, dice mucho en favor del Tierra de Monegros”, advierte el escritor, quien hace una mención especial a “Isaías, que fue nuestro guía durante el fin de semana y nos enseñó todo el esplendor de los Monegros”.

Actualmente, y dependiendo de su tiempo libre puesto que no se dedica en exclusiva a la escritura sino que, explica, “trabajo en una empresa de telecomunicaciones y saco tiempo de donde puedo: madrugones o fines de semana”, se encuentra “recopilando, filtrando y clasificando” una serie de aforismos que ha ido escribiendo en los últimos diez años aproximadamente. “Son unos 500 y me gustaría agruparlos en un libro con algunas ilustraciones relacionadas con ellos, ya veremos”, pero además advierte Fernández que ha comenzado a trabajar en una novela. “Es mi primera incursión en el género, y continúo escribiendo relatos cortos”.

Etiquetas