Cultura

arte

Pasear entre esculturas, nueva iniciativa cultural en Sabiñánigo

El Ayuntamiento presenta la Ruta del Premio Internacional Ángel Orensanz  

Mapa de la Ruta del Premio de Escultura Ángel Orensanz.
Mapa de la Ruta del Premio de Escultura Ángel Orensanz.
S.E.

Sabiñánigo presenta la Ruta del Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz con once obras que están al aire libre en un recorrido por el casco urbano de la localidad.

La ruta empieza en el pueblo de El Puente con la dedicada A la maestra rural de la escultora Mercedes Millán. Continúa con la obra Devoción, tema Santa Orosia, de Ernest Altés, que se colocará este 2022 en el boulevard de Puente Sardas. 

La tercera gira en torno a los pueblos ‘amortaos’, expresión en lengua aragonesa que hace referencia a las localidades que han perdido a sus habitantes. El autor es también Ernest Altés y el título, Arado.

La cuarta, El agua y el río es de Mikel Okiñena; la quinta lleva por título Clamo-homenaje a la trashumancia, de Manuel Fontiveros; la sexta versa sobre Sabiñánigo: lugar de encuentro, de Iñaki Ruiz de Eguino

Engranados, de Adrián Carra es la dedicada a la industria. La octava, Quebranto, de Isidro Rodríguez, tiene como tema “Sabiñánigo, puerta del Pirineo”. 

La novena es de temática libre, Moncayo, de Santiago Gimeno. La décima, Crecimiento, de Augusto Arana, se centra en “La inmigración nos hizo crecer y ser lo que somos”. Y el recorrido acaba con la décimo primera, que tiene que ver con la llegada del ferrocarril, Caballo de hierro, de Javier Santurtún.

Diferentes etapas

Tras la puesta en marcha del Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo en 1979, comenzó la edición del Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz, de carácter bienal. 

En un primer momento, los participantes debían presentar la obra terminada con temática libre, después debían responder a un mito pirenaico. Este esquema se mantuvo hasta 1999, y esas piezas se encuentran expuestas en el Museo Ángel Orensanz.

En el año 2001 el Premio inició nueva etapa. El Patronato del Museo decidió que las esculturas salieran a la calle y respondieran a un tema vinculado con el nacimiento, evolución y características de Sabiñánigo.

“Este proyecto surge con vocación de futuro y desde el principio se plantea una disposición espacial a lo largo de todo el entramado urbano con la idea de que con el tiempo pudiera generar una ruta escultórica”, se dice en el folleto que ha editado el Ayuntamiento de Sabiñánigo.

Etiquetas