Cultura

LA ENTREVISTA

Ángeles Arbués: "Para mis obras saco mucho a mi niña interior, la niña que no pude ser"

La artista expone sus cuadros de flores secas en la biblioteca Ramón J. Sender

Ángeles Arbués.
Ángeles Arbués.
Pablo Segura

Amar creando es el título de la exposición pictórica con flores secas de la artista Ángeles Arbués que se muestra hasta el 31 de marzo en la biblioteca municipal oscense Ramón J. Sender, enmarcado en el programa Primavera Poética que organiza el Ayuntamiento de Huesca con motivo del Día de la Poesía, bajo el lema Siembra poesía.

Una veintena de imaginativos cuadros de tamaño medio y pequeño cuelgan estos días en las paredes del centro para recordar que “sembrar da frutos”. Así ve la artista sus pinturas, realizadas mediante una técnica poco común de pintura acrílica con flores secas que se pegan al papel, las cuales se encarga ella misma de secar tras su recolección.

Ángeles ha asegurado a este periódico que quiere dar a conocer su arte “que me da mucha alegría”, pero no solo en la exposición, por eso tiene previsto impartir un taller de creación, que comenzará este jueves, y continuará en los cinco jueves siguientes, en la misma biblioteca municipal Ramón J. Sender. Y es que desvela que no se trata solo de poesía, que, por cierto, también escribe: “A mi sirvió casi como terapia puesto que comencé con este tipo de cuadros en un momento complicado de mi vida”.

“Es una técnica muy ligada a la poética”, insiste, ya que “a la materia muerta, como se considera a la flor seca, le doy vida”.

Ángeles revela la ejecución de su obra: “Cojo una página y me pongo a pegar las flores y cuando termino es cuando veo el resultado, no antes, porque no empiezo con una idea cerrada”. Asegura para ello es necesario “primero pinto un fondo con pintura acrílica, algún paisaje, a veces con personas, o solo colores, es una técnica muy fácil, y después se pone el pegamento en la parte más fuerte de la flor y se chafa con la mano”.

La artista asegura que para llevar a cabo esta técnica, y casi cualquier obra de arte, hay que buscar los colores que cada persona lleva dentro. “Yo no sabía hacerlo pero todas las personas tenemos muchos colores dentro y si no los usamos se quedan allí”, asegura.

“Para mis obras saco mucho a mi niña interior, porque un profesor me dijo que estaba representando a la niña que no pude ser, eso es lo que se ve”, concluye. 

Etiquetas