Cultura

LA ENTREVISTA

Salvador Trallero: “Hubo un tiempo en que todo lo que corría, nadaba o volaba iba a la cazuela”

El monegrino publica el libro ‘El buen yantar’, en el que reúne recetas de la cocina popular de Sariñena, Los Monegros y Aragón

Margarita Anoro y Salvador Trallero.
Margarita Anoro y Salvador Trallero.
M.B.

El buen yantar es un libro imprescindible para la cocina ya que recoge tradición y sabor, sus páginas acopian ochenta recetas de toda la vida, que llenaron con mucho cariño los platos de nuestra infancia.

Salvador Trallero vuelve a la carga, esta vez con un libro dedicado a la cocina tradicional en el que almacena una selección muy completa de recetas, buques insignia de la cocina monegrina y aragonesa. “Siempre he comentado con mi madre sobre las recetas de Sariñena, y cuando llegó el confinamiento me metí de lleno en la cocina, hice una por una todas estas recetas, si bien faltan algunas, las fotografíe y aquí está el libro”, apunta Trallero, quien considera que estos platos “son memoria histórica”.

El buen yantar está dedicado a su madre (“A Margarita Anoro, gran madre y excelente cocinera”), ya que todos los platos son recetas elaboradas con cariño, a fuego lento y que no se pueden perder ya que forman parte de nuestro patrimonio cultural, son la esencia de lo que somos.

Es un trabajo dedicado a “todos los que han gozado y gozamos de la buena mesa y el buen yantar. ¡Viva la comida y la bebida!”, señala en el libro y es un auténtico placer encontrar recopiladas desde las deliciosas sopas de ajo, unas humildes patatas con aceite y sal o migas canas, que elaboraban los pastores en el monte, por poner un ejemplo.

Son platos muy conocidos por todos, los hemos probado mil veces así que ya tenemos la base, el recuerdo del sabor, solo nos falta ejecutar el plato, y con este libro, ese trabajo está “hecho”, ya que las recetas están detalladamente explicadas, paso a paso, muy claras y se garantiza su buen resultado final.

Es un libro entretenido, ameno y hecho con dedicación, aportando entrantes, verduras, hortalizas y huevos, carnes, pescados o postres con productos de la zona que los sariñenenses y monegrinos han utilizado durante años, “además de ser una cocina de aprovechamiento total, donde nada se tiraba. En cambio ahora, hemos pasado al consumismo desmedido, a la comida rápida, con diferentes formas de conservación y con influencias de comidas de todo el mundo”, explica el editor, quien destaca que “no es un libro de recetas exactas, con pesos de los ingredientes, ya que siempre la cantidad de los mismos y su acompañamiento han de ser según el criterio del cocinero”.

A lo largo de la lectura de estos tradicionales platos, van surgiendo frases que hemos oído toda la vida: “Cada maestrillo tiene se librillo”, “de todo veremos menos pan en el cañizo”, “todo lo que corre, nada o vuela, a la cazuela”, entre otras muchas y muy populares. “De ahí que recoge recetas de lagarto, culebra o pajaricos, si bien solo he probado la culebra, pero hubo un tiempo en que todo lo que corría, nadaba o volaba iba a la cazuela”, ríe Trallero.

El buen yantar es un libro altamente recomendable, en cuanto se lee, se convierte en un imprescindible en la cocina. 

Etiquetas