Cultura

50 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE HUESCA

La película ‘Valentina’, de Chelo Loureiro, protagoniza el gran día de la animación

La cineasta gallega presenta el último film ganador del premio Goya a mejor película de animación

La directora de la película, Chelo Loureiro, durante la presentación del film.
La directora de la película, Chelo Loureiro, durante la presentación del film.
Pablo Segura

Tras ganar el último Goya a la mejor película de animación, la película Valentina, dirigida por Chelo Loureiro (Ferrol, 1958), será la protagonista del día dedicado a la Animación en el Festival de Cine de Huesca. La cineasta y productora llega a Huesca y se muestra “emocionada”. Estuvo de jurado hace dos años en el Festival, marcado por la pandemia, y por ello Huesca se había quedado como “una asignatura pendiente”, indica.

Chelo Loureiro ha producido casi una veintena de proyectos de animación y al Goya que ha conseguido por Valentina, hay que sumar el que ganó en 2017 por Decorado, de Alberto Vázquez. Es su debut como directora, “algo que ha sido posible gracias al magnífico equipo” con el que cuenta. Selecciona la animación y un tema diferente como es la discapacidad para dar su primer paso.

Asistentes a la proyección de Valentina, instantes antes de comenzar la película.
Asistentes a la proyección de Valentina, instantes antes de comenzar la película.
Pablo Segura

Sobre Valentina (primera protagonista de una película con síndrome de Down) gira toda la película. El largometraje viaja a través del día a día de esta niña con el fin de hacer visible la discapacidad y abordar la percepción de la inclusión. “La mayoría de la población no es consciente de lo que implica vivir con discapacidad y no se les trata bien, fundamentalmente porque no se sabe como tratarlos”, puntualiza la directora.

“En cambio, los niños lo normalizan todo y lo asumen con naturalidad”, añade, destacando que no son conscientes de las diferencias que los adultos sí marcan. En cambio la mirada de los mayores lo modifica todo y termina por influirles, lamenta Loureiro.

Para esta historia se inspiró en una experiencia personal. Su hermana sufrió una discapacidad física cuando eran niñas y vivió junto a ella todo lo que implica. Al tiempo que empezaron a crecer y salían juntas y observaba cómo la trataban, sin Loureiro entender nada. “Son perfectamente conscientes de la discapacidad que tienen. Viviendo a su lado te das cuenta de las limitaciones y de que hay que normalizarlas. Deben ser tratados igual, entender su forma de ser y ayudarles a vivir”, remarca la directora.

La música

Para llegar al público infantil, Loureiro ha utilizado la herramienta cinematográfica del musical, que implica la búsqueda de cantantes y técnicos y realización de doblaje, que a su vez encarece el proyecto, pero consigue “quedarse en la memoria para siempre”, indica la directora. Por ello tomó como referencia a los payasos de la tele y a canciones como: La gallina Turuleca, Doña Lola y Doña Flores o Don Pepito y Don José...

No pudo resistirse a pedir a Emilio Aragón que compusiera una canción para la película, ya que “ha heredado parte de la magia de su padre para dirigirse a los niños”, apunta. “La película es también un homenaje a Miliki, una persona a la que le debemos todo lo que ha hecho por el público infantil”, subraya la directora.

Recibir el Goya a mejor película de animación fue “una satisfacción enorme”, sobre todo por los niños que trabajan en esta película, valora Loureiro. “También por el equipo, porque el premio no es para nadie en concreto, es para todos”, afirma.

La película llegó como principal atracción del Festival en el día dedicado a la animación y en un momento en el que este género está viviendo su gran explosión gracias a las plataformas. “Hoy en día, está habiendo un ‘boom’ a todos los niveles, pero muchos de los profesionales están todavía en formación”, incide Loureiro. Para la directora, estamos en período de cambio, todavía el sector está produciendo los profesionales del futuro, “y pronto los tendremos en las salas”. 

Etiquetas