Cultura

festivales de verano

El jazz genuino de Roland Baker suena en la Plaza Mayor de Graus

El trompetista estadounidense ofreció un concierto cálido e intimista fruto de su exquisita sensibilidad

Roland Baker en su concierto en la plaza Mayor de Graus.
Roland Baker en su concierto en la plaza Mayor de Graus.
E. F.

El Festival Jazz’n Graus se despidió el pasado sábado por la noche con el espléndido concierto de Ronald Baker, que llenó la emblemática plaza Mayor grausina de los sonidos del jazz más genuino con un estilo cálido e intimista, fruto de su exquisita sensibilidad. La velada de clausura incluyó también, a modo de “teloneros”, al grupo local Tune Up que se estrenó en la capital ribagorzana con un rotundo éxito. El cartel de esta última jornada cerró esta nueva edición del Festival Jazz’n Graus que se ha venido desarrollando desde el pasado domingo 22 de mayo.

Nacido en Baltimore, Maryland, el 21 de noviembre de 1968, Ronald Baker comenzó su formación profesional en la Escuela de Artes local, donde estudió música clásica, jazz y canto. A continuación, pasó a estudiar Educación Musical en el Oberlin College Conservatory donde conoció a grandes artistas del jazz como Donald Byrd, JJ Johnson, Jon Faddis y muchos otros.

El grupo local Tune Up actuaron como teloneros en su primer concierto en la capital ribagorzana.
El grupo local Tune Up actuaron como teloneros en su primer concierto en la capital ribagorzana.
E. F.

Baker es, sin duda, uno de los grandes trompetistas de las últimas generaciones del jazz norteamericano en la diáspora, un intérprete a la altura de los grandes representantes del instrumento de pistones. Como sideman, ha trabajado con músicos de la talla de Big Joe Turner, Ricky Ford y Jesse Davis.

Baker vive en París, ciudad en la que ha llevado a cabo su carrera artística y en la que ha presentado algunos de sus seis cedés en solitario. Como instrumentista se declara heredero de los grandes trompetistas de la historia del jazz, con un estilo cálido e intimista que a menudo ha sido comparado con Miles Davis, Chet Baker o Roy Eldridge. Como cantante, su voz aterciopelada y rítmica recuerda las de Al Jarreau y George Benson. Baker es también muy apreciado en los circuitos de blues europeos y norteamericanos y ha participado en innumerables festivales de jazz por todo el mundo.

En Graus, le acompañaron Ignasi González, contrabajo; Xavi Hinijosa, batería; y Gerard Nieto, piano.

Previamente, actuaron los locales Tune Up, una formación emergente radicada en Ribagorza y compuesta por Víctor Planas, bajo; Javier Cinca, guitarra; Carlos Barraguer, batería; y Paco Escudero, teclados. Instruidos en la Escuela de Música de Graus, y tras haber participado en distintos combos, su trayectoria les ha llevado a reinterpretar temas de bossa-nova, Horace Silver o John Coltrane con énfasis rítmico y cierto aire latino. En esta ocasión, contaron con el inestimable refuerzo de acreditados músicos profesionales como Willi Waller, trompeta y armónica.

Etiquetas