Cultura

CINE

Los años más difíciles de Juan Antonio Bardem

Publicados los diarios inéditos del primer director español de cine que fue nominado al Oscar

Los diarios muestran a un Bardem “humano”y preocupado por mantener a su familia.
Los diarios muestran a un Bardem “humano”y preocupado por mantener a su familia.
S.E.

Entre los años 1965 y 2002 el director y guionista Juan Antonio Bardem (1922-2002), figura clave del cine español y europeo del siglo XX, dejó constancia de sus inquietudes y anhelos en unos diarios personales que ahora ven la luz, parcialmente y por primera vez, en un libro presentado días atrás en la Academia de Cine.

Juan Antonio Bardem. De puño y letra, diarios de trabajo y otros escritos, ha sido editado por Ocho y medio y en la selección han participado María Bardem, hija del director de Muerte de un ciclista (1955) o Calle mayor (1956), junto al escritor Jorge Castillejo y el guionista Diego Sabanés.

Tal y como recordó el presidente de la Academia de Cine, Fernando Méndez Leite, Juan Antonio Bardem alcanzó el éxito muy joven, sus primeras películas le colocaron en la década de los 50 en la cúspide del cine de autor europeo, siendo asiduo de Cannes y Venecia y primer director español nominado a un Óscar.

Pero en la década de los 60, Bardem vivió un verdadero “via crucis” para hacer las películas que quería hacer y que a menudo compaginó con trabajos “más alimenticios” como sus filmes con Sara Montiel o Marisol.

“Estos diarios vienen a ilustrar un periodo en su vida que estaba semioculto y olvidado”, aseguró Castillejo durante la presentación, haciendo hincapié en que en sus memorias, que acaban de ser reeditadas con ocasión de la celebración de su centenario, el cineasta apenas menciona ese periodo.

Los diarios muestran a un Bardem “humano” y “preocupado por mantener a su familia, por levantar proyectos que no se levantan, contradictorio a veces”, según Castillejo.

Méndez Leite destacó que hay “una reflexión sobre lo que estaba pasando en el cine español” en aquellos años, con una nueva generación que se imponía (el llamado Nuevo Cine Español) y que supuso “la marginación” de un Bardem que se encontraba “en plena madurez y plenitud creativa”. Los diarios están editados y ordenados por años y películas. Sabanés hizo hincapié en las reflexiones que contiene sobre los problemas de la industria cinematográfica española, las dificultades de distribución y el dominio norteamericano tanto del mercado como de los “imaginarios” presentes en los relatos.

“Lamentablemente son reflexiones que siguen teniendo una vigencia tremenda, mucha nueva plataforma y mucho contenido pero los resortes siguen siendo los mismos”, señaló Sabanés.

“Hay cosas que una hija no debería leer”

María Bardem confesó que le resultó muy difícil enfrentarse a este material. “Hay cosas que una hija no debería leer”, aseguró. Ella ha puesto el primer filtro, evitando “lo más personal” para “rescatar” lo que ha considerado más interesante, sobre “cómo trabajaba, su día a día y los problemas económicos con cuatro hijos y una casa que mantener”.

“Mi padre escribía cada día, yo creo que para no olvidar, contaba todo lo importante que le pasaba”, afirmó sobre unos diarios que escribía en inglés y que también dan testimonio de su compromiso político y sus diferencias con otros militantes del Partido Comunista de España (PCE) de la época.

Los diarios son la parte más valiosa de una selección de textos que también incluye algunos artículos que escribió en su juventud como crítico cinematográfico, y cartas escritas a Berlanga, a su familia o a responsables de medios de comunicación.

En un apartado que incluye escritos diversos aparece por ejemplo un primer tratamiento de “Calle mayor”, hasta ahora no traducido al castellano, artículos sobre su adaptación teatral de La casa de Bernarda Alba -el primer montaje comercial que se hizo en España de esa obra de Lorca, su ponencia en las Conversaciones de Salamanca en 1955 o unas reflexiones sobre la censura escritas durante su encarcelamiento en la prisión de Carabanchel.

Gran parte del material que ha servido a los investigadores se encuentra depositado en el archivo de Filmoteca Española, otra parte lo tiene la familia y también han accedido a archivos de cinematecas de distintos países como Argentina, Francia, Cuba, Italia, México y Uruguay. 

Etiquetas