Cultura

ANIMACIÓN A LA LECTURA

La “modernidad líquida” hace más compleja la formación de lectores

Clausuradas en Huesca las jornadas dedicadas a ‘Leer en la sociedad digital’

Rosa Tabernero ha coordinado las jornadas junto a José Domingo Dueñas.
Rosa Tabernero ha coordinado las jornadas junto a José Domingo Dueñas.
Pablo Segura

Ayer se clausuró en Huesca el encuentro Leer en la sociedad digital: Libros infantiles y juveniles para formar lectores críticos, organizado por la sección altoaragonesa de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, con el propósito de “analizar pautas y estrategias de formación de lectores dirigidas a unos niños y jóvenes que han nacido en un mundo de pantallas y estímulos virtuales”.

Treinta y cinco personas, entre educadores, editores, mediadores culturales e investigadores universitarios, entre otros profesionales, han reflexionado estos dos días sobre la propuesta de “analizar las claves del nuevo ecosistema cultural en relación a la lectura, establecer pautas de selección de libros infantiles y juveniles para desarrollar lectores críticos, y fijar estrategias de mediación que contribuyan a ello”, informaron ayer desde la Universidad Pública aragonesa, responsable de la coordinación de este encuentro a través de los profesores Rosa Tabernero (directora del postgrado en Lectura, Libros y Literatura Infantil y Juvenil de Unizar) y José Domingo Dueñas (director del Centro de Innovación, Formación e Investigación en Ciencias de la Educación, de la misma institución académica).

Formar lectores -han resaltado desde Unizar-, “nunca ha sido tarea fácil, y en el ecosistema cultural del siglo XXI, en una sociedad que se mueve en la dialéctica entre los modelos digitales y analógicos sobre el telón de fondo de la modernidad líquida, esa complejidad se acentúa”. Y “no es de extrañar, por tanto, que la educación necesite reivindicar cierto orden y defender mediadores que formen ciudadanos críticos que adquieran las competencias necesarias para desenvolverse con criterio en el caos”, dijo Rosa Tabernero.

Uno de los retos -añadió Tabernero- es “desarrollar la lectura en profundidad que la sociedad digital no está favoreciendo” y que hay que reforzarla, en algunos casos, “a través de procedimientos netamente analógicos, es decir lectura de libros”. 

Etiquetas