Cultura

NUEVA EDICIÓN

La Pequeña Muestra de Cine Invisible se recupera

Benasque ha organizado tres jornadas en las que se ha vuelto a registrar el mismo público que antes de la pandemia

Nacho Segorbe, hablando sobre ‘La cima’ en Benasque.
Nacho Segorbe, hablando sobre ‘La cima’ en Benasque.
E. F.

La XV Pequeña Muestra de Cine Invisible de Benasque ha recuperado, al menos durante el fin de semana y a falta de evaluar la última sesión de ayer lunes, los niveles de asistencia y seguimiento previos a la pandemia. Mucho público, sobre todo vecinos de la zona, respondió a la apuesta del festival por la cercanía en cuanto a la producción y la temática de las proyecciones. Cabe resaltar el estreno de La cima, muchos de cuyos “extras” y colaboradores procedían del propio Valle de Benasque, donde transcurrió buena parte del rodaje hace un par de años.

La proyección de La cima abrió el pasado sábado en el auditorio del Palacio de los Condes de Ribagorza la XV edición de la Pequeña Muestra de Cine Invisble que cambió la jornada del viernes, que solía ser el momento inaugural, por la del sábado. Muchísimos vecinos, guías de montaña y otros profesionales que habían participado en el rodaje se dieron cita en la proyección, seguida del tradicional coloquio, moderado por la filóloga y escritora Felisa Ferraz.

Finalmente, el director Ibón Cormenzana no pudo asistir al coloquio en el que sí estuvo Nacho Segorbe, de Radical Mountain de Benasque, director técnico de la película.

Al día siguiente, la programación incluyó la proyección de dos documentales: La senda del pastor, de Silvia Pradas, en el que seis pastores, mujeres y hombres, de diferentes generaciones, alzan su voz para proteger su profesión y la vida en el campo; y Rebeldía rural: la luz llega al pueblo, de Susana Labich, un trabajo emocionante sobre el orgullo rural y la necesidad de cambios en los sistemas de producción. Ambas proyecciones atrajeron a muchos ganaderos del Valle al Palacio, aprovechándose de esa proximidad temática.

Una animada sesión de Cine-club infantil de Contrapicado Films con coloquio y actividades sobre la proyección de la película de animación Las vidas de Marona abrió la programación de ayer lunes, en la que estaba previsto proyectar el Palmarés de la 49ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca.

La Asociación Guayente, en colaboración con el Ayuntamiento de Benasque y la Diputación de Huesca, organiza este certamen para dar visibilidad a un tipo de cine minoritario y que, a medida que se ha consolidado, ha ido apostando por una variada programación de proyecciones, cine-club, talleres y coloquios, con entrada libre, con temas y producciones cada vez más próximos al territorio.

Etiquetas