Cultura

festival camino de santiago

Pekata Mundi, piano y mandolina para una particular interpretación de Bach

El Auditorio San Francisco de Monzón acogerá este martes la actuación de este dúo, Fumie Ono y Xavi Gonzalvo ofrecerán su recital ‘Bach session’ 

Xavi Gonzalvo y Fumie Ono, Pekata Mundi, actúan este martes en Monzón.
Xavi Gonzalvo y Fumie Ono, Pekata Mundi, actúan este martes en Monzón.
Riki (FICS)

El XXXI Festival Internacional en el Camino de Santiago recala este martes en Monzón, donde actuará el dúo Pekata Mundi, integrado por Fumie Ono y Xavi Gonzalvo. El Auditorio San Francisco será escenario del concierto Bach session, a las 20:30 horas.

Fumie Ono decidió asentarse en Cataluña después de una gira mundial con el artista japonés Kitaro. Xavi Gonzalvo abandonó su Zaragoza natal buscando proyección musical en Cataluña. “En 2012 decidimos abandonar la formación en la que coincidimos con el propósito de encontrar nuevas experiencias creativas y cuyo resultado final es Pekata Mundi”.

La tímbrica del dúo de piano-mandolina es curiosa. “Se trata de una combinación poco habitual pero brillante, tal y como pretende ser, humildemente, la música de Pekata Mundi”, indican, que bebe de la música popular, el trabajo de sus compositores preferidos y sus propias obras a las que aplican armonías y giros propios de la música contemporánea o el jazz. “Entre todas nuestras propuestas existe una con un poder de seducción extraordinario, J. S. Bach, por eso, nuestro primer disco es Bach session”, del que interpretarán algunos temas en Monzón.

En Bach session el público encontrará “arreglos atrevidos con un resultado efectista. Un trabajo en el que la curiosidad, la sorpresa y el rigor se combinan de forma honesta y divertida en cada pieza del repertorio”.

Es un recorrido alternativo en el que la música de Bach adquiere aires contemporáneos. “No era una pretensión basar nuestro repertorio en Bach, pero nos dimos cuenta de que al trabajar con su música, nuestros “pekatas” adquirían unas dinámicas tan seductoras que alimentaban nuestra curiosidad. Sencillamente nos divertíamos mucho”.

Comenzaron con el 4.º movimiento Sión escucha cantar a los guardianes de la Cantata BWV 140 “y acabó siendo nuestro Pekata n.º 1. La experiencia fue tan gratificante que al poco tiempo teníamos quince piezas más que consiguieron que el primer repertorio de Pekata Mundi tuviera la exclusividad de Bach”.

Revisitar la música de Bach suena a tópico entre los músicos, pero es un tópico basado en la evidencia. En su caso, creen que “no tuvimos elección. No sabemos si fuimos nosotros quienes elegimos su música o fue el hechizo de Bach el que nos eligió. Quizá porque la música del Barroco (al igual que la tradicional) deja la puerta entreabierta. O porque Bach es el compositor preferido de Fumie desde que era una niña. O por el famoso rigor matemático de su música. O porque la devoción que Xavi tiene por Mike Mashall y Christ Tile, mandolinistas “totales” que han visitado numerosas veces al genio de Eisenach. O simplemente porque, como dijo Pau Casals: Primero fue Bach y después todos los demás”. 

Etiquetas