Cultura

inauguración

El Centro de Arte Ingenuo de Benasque abre sus puertas con la muestra infantil

La rehabilitada Borda Albar acoge piezas de la colección de Santos Lloro dedicadas al juego

Inauguración del Centro de Arte Ingenuo en Benasqu
Inauguración del Centro de Arte Ingenuo en Benasqu
E. F.

El Centro de Arte Ingenuo de Benasque es ya una realidad con la inauguración de la parte de la exposición La mirada ingenua en el juego, en la remodelada Borda Albar. La cesión de 400 piezas al Ayuntamiento benasqués por el coleccionista Javier Santos Lloro y el apoyo de la Diputación de Huesca han permitido contar con este nuevo espacio cultural de arte infantil y objetos de fiesta y feria. El resto de la colección cedida por Santos Lloro, elementos religiosos y piezas de la vida diaria desde el siglo XIII, se expondrá en el Palacio de los Condes de Ribagorza bajo el título La mirada ingenua en la vida cotidiana. Este segundo espacio está en proceso de diseño y montaje y se abrirá a final de 2022.

La primera parte del Centro de Arte Ingenuo puede visitarse en la Borda Albar, rehabilitada con un forjado intermedio para ganar espacio gracias a una subvención de 170.000 euros de la Diputación de Huesca que ha permitido también acondicionar las salas utilizadas en el Palacio de los Condes. La vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Elisa Sancho, inauguró este Centro de Arte Ingenuo en Benasque, junto con el alcalde, José Ignacio Abadías, y el coleccionista Javier Santos, que ven así culminar un proyecto nacido cuando Santos Lloro ejercía como notario en la villa ribagorzana hace 15 años.

Algunas de las piezas que forman parte de la colección.
Algunas de las piezas que forman parte de la colección.
E. F.

Sancho destacó que la DPH se implicó desde el primer momento en este proyecto. Este centro, afirmó, tendrá “una importancia fundamental para un valle turístico como el de Benasque y también para el conjunto de Ribagorza”. Parte de la colección de Santos Lloro ha podido disfrutarse en sendas exposiciones desde 2020 en la sala de Diputación, en la capital altoaragonesa, y en el Real Jardín Botánico de Madrid, para difundirla y avanzar su futura ubicación en Benasque. Este es “un paradigma”, apostilló Sancho, de cómo “las instituciones más cercanas a la población trabajamos para mejorar la vida de los ciudadanos y mantener y ampliar los servicios e infraestructuras”.

Tanto la vicepresidenta de la DPH como el alcalde benasqués agradecieron la cesión al coleccionista que ha permitido conformar este Centro de Arte Ingenuo de Benasque que se extiende en dos espacios distintos con diferentes temáticas. En la Borda Albar, se muestra ya la parte de las obras relacionadas con la infancia: juguetes antiguos, títeres, cabezudos y juegos populares de ferias y fiestas de finales del siglo XIX y principios del XX, mientras que el Palacio de los Condes acogerá desde finales de año la parte de la colección que incluye escultura, cerámicas y forja aragonesa, de entre los siglos XIII y XVII. El alcalde benasqués recordó la estancia de Santos Lloro en Benasque y calificó las piezas de “alto valor” y de “excepcionales”, a la par que agradeció que la Diputación de Huesca las haya catalogado y haya dado un hilo conductor al proyecto.

Una de las obras que forma parte de la exposición y que reúne diferentes oficios.
Una de las obras que forma parte de la exposición y que reúne diferentes oficios.
E. F.

El propio coleccionista Javier Santos confesó que “no era sencillo aglutinar en un solo espacio todas estas obras, desde época bajomedieval a nuestros días con un denominador común: la ingenuidad de la que participan todos”, dijo en relación al arte popular e infantil. Coleccionista “desde que nací”, confesó su fascinación por el arte popular.

Una propuesta atractiva

La mirada ingenua en el juego instalada en la Borda Albar, es un atractivo para “el público familiar”, para el que puede ser un aliciente más en su visita a Benasque, consideró el colecionista. Las piezas dialogan con obras de artistas como Joaquín Torres García, Pere Torné Esquiuis, Rafael Barradas, Salvador Bartolozzi, Nogués, Ángeles Santos, José María Gorris o Flavio Morais.

El resto de la muestra, pendiente de apertura en el Palacio, La mirada ingenua en la vida cotidiana, está pensada, a juicio de Javier Santos Lloro, para “un público más especializado, más minoritario” e incluye obras de, entre otros, Joaquín Torres-García, Emili Grau, Olga Sacharoff o Manolo Hugué.

Etiquetas