Cultura

LA ENTREVISTA

Alberto Sabio Alcutén: “Andalán ayudó a recuperar una identidad aragonesa más dinámica”

El catedrático de Historia y director del IEA participa hoy en Aínsa en la jornada del cincuenta aniversario del periódico Andalán

Alberto Sabio Alcutén
Alberto Sabio Alcutén
D. A.

El catedrático de Historia Contemporánea y director del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) Alberto Sabio Alcutén participa, hoy, en la jornada conmemorativa del cincuenta aniversario del periódico Andalán que se celebra a partir de las 19 horas, bajo el lema Fue en Aínsa, en la Torre del Castillo. En un acto en el que advierte que “no faltará emoción porque cincuenta años son muchos” y que, aunque no faltará el recuerdo a los ausentes, “será una oportunidad de facilitar reencuentros después de tantos años”.

Los actos, organizados por el IEA de la Diputación Provincial de Huesca con la colaboración del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, comenzarán con la escucha de un pequeño fragmento de las palabras que Eloy Fernández Clemente pronunció en Aínsa en 1972, momento en que se presentó el periódico, después comenzará la mesa redonda Entre el deseo y la realidad: el legado de Andalán, que moderará Sabio, en la que participarán Ánchel Conte, Lola Campos, Plácido Serrano y Luis Alegre y que constituye en sí misma un homenaje al amplio equipo de Andalán. El broche final lo pondrá el estreno del documental de Ignacio Pardinilla Una lavadora en el Olimpo: 50 años de Andalán, y la actuación del Grupo Folclórico Biello Sobrarbe.

Ante esta jornada, Sabio relata a este diario que cabe recordar que Andalán “nació todavía en plena dictadura franquista y sufrió una censura que buscaba moldear la opinión de la mayoría silenciosa, la llamada mayoría del sofá. Esa censura que padeció Andalán buscaba fomentar la indiferencia política o moralizar al españolito de a pie según principios católicos. Nunca es lo mismo un periódico en dictadura que en democracia” y subraya que “cerró en 1987 ya no por problemas con la censura, sino por dificultades económicas”.

Sabio hace hincapié en que “Andalán ayudó a recuperar una identidad aragonesa más dinámica y moderna y se convirtió en plataforma reivindicativa de temas que llevaban años enquistados como la sensación de expolio o el rechazo a las centrales nucleares, a las bases americanas, al trasvase. Y muchas veces criticó la falta de libertad a través de una nueva cultura, un ingrediente fundamental de la publicación”. En este sentido, desvela que “no solo fue la cultura de la Transición, sino la Transición como cultura, por decirlo con palabras del profesor José Carlos Mainer. Se hizo eco de preocupaciones ciudadanas y puso voz al silencio de décadas”.

Etiquetas