Cultura

FESTIVALES

Miguel Ríos convierte el SoNna Huesca en un himno a la alegría

El festival se despide este domingo con la música global de Manu Chao

Imagen del concierto de ayer tarde de Miguel Ríos en la Cartuja de las Fuentes, de Sariñena.
Imagen del concierto de ayer tarde de Miguel Ríos en la Cartuja de las Fuentes, de Sariñena.
Álvaro Calvo

Miguel Ríos y su banda The Black Betty Trío, protagonizaron ayer, ante 1.600 espectadores, una brillante actuación en la Cartuja de las Fuentes, de Sariñena, en el que fue el penúltimo concierto del Festival Sonidos en la Naturaleza/SoNna Huesca, de la DPH, que este año ha llegado a su tercera edición. Y aunque este histórico rockero dejó el listón muy alto, se espera que hoy lo supere el polifacético artista francés de origen español Manu Chao, encargado de cerrar el SoNna de este año.

Un largo tiempo es el nombre de la gira con la que el mítico e infatigable Miguel Ríos, movido por su pasión por la música, ha regresado a los escenarios, y es también el nombre del LP que editó en junio de 2021. Y ayer, entre canciones de esta última etapa y temas clásicos de su larga trayectoria musical, los asistentes a su concierto vivieron con especial intensidad y emoción la fusión del rock con el patrimonio histórico en la Cartuja de las Fuentes de Sariñena, monumento en el que desde el 2015, cuando la Diputación Provincial de Huesca asumió su titularidad, se han invertido más de 2,5 millones de euros en su restauración.

Hoy, fin de fiesta

El Festival SoNna Huesca llega al fin de su tercera edición hoy domingo 11 de septiembre, a las 19.00 horas, con el artista Manu Chao, autor de una música caracterizada por pasadas influencias de la ‘chanson francesa’, la salsa, el reggae, el ska y el rai argelino, además del rock.

Canciones míticas de sus trabajos Clandestino, Próxima estación esperanza o Desaparecido sonarán en el concierto de “esta referencia de la música global, multicultural y multi lingüística, donde se mezclan estilos como el rock, el punk, el reggae o el ska y letras de denuncia social con una gran carga emocional, abordando cuestiones como la inmigración, la marginación económica y social o la vida callejera”, resaltan desde la DPH.

Finaliza, pues, un festival multidiscplinar con un programa que en un cincuenta por ciento es protagonizado por artistas y compañías aragonesas, lo que convierte a esta cita en uno de los escenarios de referencia para la visibilidad de la cultura provincial y regional.

Etiquetas