Cultura

LA ENTREVISTA

José Luis Tellería: “Félix de Azara era una mente libre..., una fuente de máximo rigor, un gigante de su época”

El catedrático de Ecología de la Complutense de Madrid imparte en el IEA este miércolesla conferencia ‘Félix de Azara en Río de la Plata (1782-1801)’

José Luis Tellería
José Luis Tellería
S. E.

José Luis Tellería, catedrático del Departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la Universidad Complutense de Madrid, imparte este miércoles en Huesca la conferencia Félix de Azara en el Río de la Plata (1782-1801), organizada por el Área de Ciencias Naturales del IEA de la DPH. A las 19 horas, en el salón de actos del IEA, acompañarán y presentarán al conferenciante Pilar Catalán Rodríguez y Jesús Martínez Padilla.

José Luis Tellería hablará del naturalista Félix de Azara (Barbuñales, 1746-1821), “un gran desconocido” y un personaje del que lo que se conoce, “no es lo más interesante, seguramente”. “Un hombre -añade- que vivió en tres fronteras, frontera entendida como límite a partir del cual está lo desconocido, la frontera política, la natural y la científica”, como fueron definidas por el propio Tellería en el libro publicado en 2021 por la editorial Libros del Jata.

Se sitúa a Félix de Azara en Sudamérica, por orden de Carlos III, que proyectaba hacer un virreinato en el Río de la Plata, para fijar las fronteras que había entre España y Portugal por la zona de Paraguay. Y allí estuvo el altoaragonés “doce años esperando que aparecieran los portugueses. Desde luego, los tiempos eran otros”.

Pero Félix de Azara “era un tío inquieto, un ilustrado..., y se dedicó a adelantar el mapa y, además, a tomar toda suerte de datos, mientras “trataba con un respeto máximo a las naciones indias que se encontraba; decía que eran tan naciones como los españoles o los alemanes porque tenían lengua propia, cultura... En eso era un avanzado”, como lo fue en su propuesta de gestión de este territorio, “no metiendo tropas ni metiendo jesuitas, sino comerciando” con los indígenas.

En la frontera natural y científica, destaca su trabajo respecto al estudio de un territorio desconocido, “en el que se encontró con muchas especies que no habían sido descritas”. Su hermano Nicolás publicó en Francia el meticuloso trabajo realizado por Félix, pero al no dar éste a las especies descubiertas la denominación científica con su nombre, “su trabajo con la descripción de cerca de 400 especies no ha quedado para la posteridad con su nombre”, aunque luego, resalta Tellería, “todos los naturalistas de la época le citan con admiración, diciendo que era una fuente de máximo rigor”.

Refuta Tellería, por otro lado, la opinión de que Félix de Azara era el precursor de Darwin, y afirma que el naturalista oscense “nunca planteó una hipótesis de la evolución. Este hombre, que era una mente libre, es precursor de la teoría de la evolución en la medida que se encontraba incómodo con las teorías creacionistas que se defendían entonces, pero no porque plantease una hipótesis alternativa”.

“Este -añade Tellería- fue un personaje muy rico y cuando se dice que la ciencia se construye a hombros de gigante, éste fue un gigante de su época en Paraguay, Argentina y Uruguay, porque les dijo quiénes eran y les describió cómo era su país”.

Etiquetas