Cultura

COLECCIÓN DE ARTE

Javier Garcerá obtiene el Premio Enate & Estampa. Arte compartido

La bodega adquiere por segundo año obras de una galería participante por valor de 10.000 euros

José María Luna, Daniel Cuevas, Rosina Gómez-Baeza, Javier Garcerá y Luis Nozaleda, junto a obras del artista.
José María Luna, Daniel Cuevas, Rosina Gómez-Baeza, Javier Garcerá y Luis Nozaleda, junto a obras del artista.
Enate

El pasado fin de semana se falló la segunda edición del Premio ‘Enate & Estampa. Arte compartido’, en la que la bodega ha destacado la obra Y también pasará, de Javier Garcerá, artista de la galería Daniel Cuevas, presente en Estampa, que este año celebra su 30ª edición.

Así, la bodega adquirió por segundo año consecutivo obras a una de las galerías participantes, por una dotación de 10.000 euros, poniendo en valor el trabajo de un artista profesional del territorio nacional. Además, la obra pasará a formar parte de la colección de arte de la bodega.

Este año, el jurado estuvo formado por Rosina Gómez-Baeza, gestora cultural y comisaria; José María Luna Aguilar, director A. P. Museos de Málaga; Luis Nozaleda, director general de Enate; y Lola Durán Úcar, doctora en Historia del Arte y comisaria independiente.

La pintura de Javier Garcerá (Puerto de Sagunto, 1967) se ha caracterizado, desde hace tiempo, por ocultar al tiempo que revelar. En sus obras, tras una primera contemplación de sus superficies monocromas, un mundo que a la vez se camufla y emerge del fondo se hace visible sólo a una mirada más calmada y profunda.

Para Garcerá ver es sentir que algo se nos escapa y en sus pinturas la luz nos deja ver, si insistimos, aquello que perdimos en el primer encuentro para ser testigos entonces de una ampliación de nuestra sensibilidad perceptiva que nos da acceso a lo casi infinito de lo allí pintado.

La seda es el soporte que utiliza para sus pinturas e incide en este sentido: los brillos y reflejos que produce no permiten poseer una imagen completa de la obra y, por lo tanto, el espectador se siente desbordado por aquello que es incapaz de retener.

En palabras del propio artista: “Una incapacidad inevitable nos sitúa enfrentándonos a una pérdida continua, una pérdida en la que el que ve no puede más que aceptarse en una entrega que se desvanece y nace en cada instante”.

En la feria se mostraron pinturas de su última serie Y también pasará, en las que presenta una serie de obras pictóricas que siguen girando en torno a la idea de impermanencia, pero esta vez, distanciándose en cierta medida de las alusiones directas al vacío y al silencio que eran el fundamento de sus últimas series para crear ahora imágenes de una mayor iconicidad elaboradas a partir de los lugares y objetos cotidianos con los que el artista ha pasado sus tiempos de confinamiento.

En su primera edición, el artista premiado fue Rafa Forteza, de la Galería Ponce+Robles. Hoy, una representación de su trabajo a través de esculturas y pintura puede disfrutarse en la sala de arte de la bodega.

Comprometida con el arte y la cultura, en 1992, Enate comenzó a reunir una colección de arte contemporáneo con obras de artistas nacionales e internacionales.

Desde entonces, cada uno de sus vinos está asociado a un pintor de reconocido prestigio, figurando en la etiqueta una obra de su autoría realizada para la bodega.

Con más de 400 originales, su colección privada se convierte así en una de las pinacotecas más importantes de España de Arte Contemporáneo y única por su relación directa entre arte y vino Enate.

Etiquetas