Cultura

ÚLTIMO CONCIERTO

Joan Manuel Serrat se despide definitivamente de los escenarios

Amigos, admiradores y personalidades llenaron el Palau Sant Jordi de Barcelona

Joan Manuel Serrat anoche en el Palau de Sant Jordi de Barcelona.
Joan Manuel Serrat anoche en el Palau de Sant Jordi de Barcelona.
EFE

 Joan Manuel Serrat dijo definitivamente adiós a los escenarios anoche, en el último concierto de su gira de despedida El vicio de cantar 1965-2022, que ha reunido en Barcelona a más de 15.000 seguidores, entre ellos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Recordando las palabras que dijo el presidente de la Generalitat Josep Tarradellas cuando volvió del exilio, Serrat saludó al público de su ciudad natal con un “ja sóc aquí!”. “Gracias por venir hoy, el día que solemnemente proclamo mi despedida por voluntad propia”, añadió ante un Palau Sant Jordi lleno de amigos, conocidos, admiradores y personalidades, que le recibieron con una gran ovación.

El mundo de la cultura se volcó con Serrat, que invitó personalmente a Raimon, María del Mar Bonet, Jordi Évole, Javier Cercas, Marina Rosell, los hermanos Muñoz de Estopa, Isabel Coixet, Mario Gas, Gemma Nierga y Sílvia Pérez Cruz, entre muchos otros.

El presidente Pedro Sánchez acudió acompañado, entre otros, por el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, el primer secretario del PSC, Salvador Illa, y el teniente de alcalde y alcaldable de este partido en Barcelona, Jaume Collboni. También quisieron estar junto a Serrat en su despedida la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán

La consellera de Cultura de la Generalitat catalana, Natàlia Garriga, también estuvo presente anoche, mientras que el presidente Pere Aragonès asistió al concierto del jueves, el segundo de los tres que ofreció Serrat esta semana en el mismo recinto.

Temps era temps fue la canción que abrió un concierto con un repertorio especialmente diseñado para Barcelona y repleto de canciones con alta carga emocional. “No os dejéis llevar por tentaciones de melancolía y nostalgia -pidió el cantautor-. Esto es una fiesta. Será el último concierto, ¡pero quiero pasármelo muy bien!”

A cuatro días de cumplir los 79 años (su aniversario es el 27 de diciembre), Serrat cerró su carrera en la misma ciudad donde la empezó hace ya 58 años, en 1965. La gira de El vicio de cantar empezó el 27 de abril en el Beacon Theatre de Nueva York, y siguió luego por Miami, Puerto Rico, República Dominicana, México, Colombia, Costa Rica, España, Venezuela, Ecuador, Argentina, Chile, Perú y Uruguay.

Serrat agotó entradas a gran velocidad y vio redoblar fechas, hasta llegar a la cifra final: 74 conciertos, 45 de ellos en España. La ciudad con más recitales fue Buenos Aires, con cinco muy emotivos en los que narró anécdotas de su larga relación con Argentina, algo que también hizo en otras ciudades de Latinoamérica, su segunda casa.

Etiquetas