Cultura

EXPOSICIÓN

Katerina Buil invita a vivir más despacio con sus fotos

Abre en Barbastro la muestra ‘De la montaña ta la radiz’ y su obra ‘Sembrar agua’ es uno de los accésit del Premio Gómez Samitier

Katerina Buil ayer en la exposición en Barbastro.
Katerina Buil este martes en la exposición en Barbastro.
Á.H.

“De la montaña ta la radiz” es tema de contenido de la exposición de fotografía de la autora barbastrense Katerina Buil Castillo, cuya obra Sembrar agua ha sido acreedora de uno de los dos accésit del Premio Internacional de Fotografía David Gómez Samitier entre los galardones Félix de Azara, creados por la DPH para recordar al naturalista barbastrense. La exposición se presenta en el espacio cultural de Librería Ibor del 17 de enero al 19 de febrero.

Se refiere a la exposición como “una invitación a recuperar los vínculos que como seres humanos tenemos con la naturaleza porque lo llevamos dentro. Creo que la sociedad, por los ritmos acelerados del trabajo, incluso por otras cosas absurdas, estamos desvinculados de ella y me parece un error”. El público encontrará “la creación de dos espacios distintos que hablan de la misma montaña, en este caso con imágenes de Laspuña que este verano sufrió dos incendios, el de agosto bastante grave porque fue el mayor en la provincia. Es un viaje desde esa montaña hacia cosas próximas como nuestras abuelas, por ejemplo, salir a dar un paseo y quedarte bajo un árbol. Todo desde mi punto de vista”.

Una de las fotografías de la muestra que se puede visitar en Libreria Ibor.
Una de las fotografías de la muestra que se puede visitar en Libreria Ibor.
K.B.

Las abuelas cobran mucho protagonismo en las obras de Katerina, “desde luego porque son una ventana de sabiduría, siempre. En mi caso, ahora solo me queda la de Laspuña y es una ventaja tenerla de aprendizaje, dispuesta siempre”.

La exposición lleva consigo mensaje, “más que la muestra en sí misma porque con la gran cantidad de fotos que vemos hoy día en redes sociales, cada vez tengo más dudas hasta qué punto es necesario hacer una exposición concreta porque estamos saturados de imágenes”.

En esencia, “se trata de recuperar esos lazos que todos tenemos y están ahí, latentes bajo el asfalto del progreso, entre comillas. Creo que se trata de vivir un poco más despacio, sobre todo en una zona como la nuestra donde tenemos a mano un patrimonio natural maravilloso. No es que haya viajado por muchos países y por lo que he visto, en términos comparativos, lo que tenemos en Huesca es una pasada. En este sentido, recupero esa imagen para valorarlo”.

En su opinión, “es una burrada lo que hay ahora con la Canal Roya que está muy de actualidad, por desgracia que destinen fondos europeos para algo supuestamente sostenible que destrozará un entorno natural, creo que como fotógrafo tengo que defender ese tipo de cosas”. En concreto, se refiere a la destrucción del valle de Canal Roya por la unión de las estaciones de Astún y Aramón-Formigal.

En la exposición en Librería Ibor no estará la foto “Sembrar agua” porque la entrega de los Félix de Azara será a finales de febrero, si bien “el tema está muy relacionado”.

Esta es la primera exposición de 2023 para la autora local cuyo padre, Antonio Buil, ganó el Premio hace unos años, “el accésit ha sido un chute de motivación, tremendo, porque el tema del macroproyecto en La Fueva nos toca muy de cerca. Ha sido un buen empujón y el accésit ayuda mucho porque es uno de los reconocimientos más importantes en Huesca”. Katerina está entre las autoras habituales en el Festival BFoto y de momento se considera “muy arraigada al territorio en iniciativas y acciones”. 

Etiquetas