Deportes

MONTAÑA - LUB LITERA

Fin de semana de nieve en varias facetas

Se realizó una salida de iniciación al esquí de montaña al Pico Cerler

Fin de semana de nieve en varias facetas
Fin de semana de nieve en varias facetas
C.L.

HUESCA.- Este invierno atípico de 2019 sigue regalándonos increíbles jornadas montañeras, aunque pagamos un alto precio con la nieve que de forma prematura está desapareciendo de nuestras montañas.

El sábado el Club Litera se desplazó a Cerler, para que un grupo de montañeros pudieran conocer el completo deporte del esquí de montaña. Después de unas pequeñas instrucciones, para conocer el material y las técnicas básicas para moverse con los esquis, los aguerridos socios practicaron mil y una vueltas con las consecuentes caídas provocadas por las malas condiciones de la nieve debido a las altas temperaturas. Después de muchas explicaciones y risas, llegaron todos a la ansiada cima del pico Cerler. Las vistas del Pirineo y las sonrisas por alcanzar la cima de una manera distinta reflejaban en las caras de los cursillistas una gran satisfacción. Sólo quedaba el reconfortante descenso disfrutando cada metro de bajada. Una vez abajo se despidieron con el saludo montañero: "nos vemos en el monte".

MONTAÑA EN BIELSA

A la vez, el domingo los montañeros del Club Litera nos pegamos un buen madrugón para viajar hasta la boca norte del túnel de Bielsa, y ascender a la cumbre del pico Bataillence, de 2.602 metros. Comenzamos la ascensión equipados con el piolet y los crampones, ya que aunque no hacía mucho frío, la nieve estaba perfecta para practicar las técnicas invernales. Tomamos dirección sur y por huella bien marcada fuimos ascendiendo hacia el puerto de Bielsa, con la pirámide del pico Marioules frente a nosotros y cada vez más alejadas las cascadas de hielo junto a las que habíamos transitado hace un momento. Abandonamos la ruta del puerto para ir en dirección este, rodeando la muralla rocosa en busca del puerto de Bataillence, donde violentas ráfagas de viento parecen querer aguar nuestras ansias de cima. Pero obstinados, atacamos el último repecho, que estaba más inclinado, más venteado y más helado que el resto del recorrido, pero no impidió que disfrutáramos de las magnificas vistas que nos ofrecía la cima. El regreso lo hicimos recorriendo el estrecho pasillo que formaba la nieve sobre la cresta divisoria, sintiéndonos como los milanos que nos sobrevolaban y aprovechando que el viento había renunciado a doblegarnos. Buscamos las laderas más seguras para descender hasta el fondo del valle y con la nieve aún dura regresar hasta nuestros vehículos para volver a Parzán y darnos un homenaje al sol.

RAQUETAS Y TRINEOS EN FRANCIA

Por último, como cada año en las estaciones de esquí ponen más restricciones a los trineos y a las raquetas, léase, que nos quieren hacer pagar por utilizar un par de horas unos pocos metros cuadrados de "su" estación, este año hemos decidido emigrar al extranjero y hemos acertado de pleno.

Este año hemos ido a la estación de Piau-Engaly y nos lo hemos pasado estupendamente, hay sitio para aparcar, te llevan en autobús a pie de la pista de los trineos, una zona amplia con varios sitios para tirarse y encima la cafetería está al lado... qué más podemos pedir, estos franceses sí que saben.

También pudimos hacer algo de raquetas, que para ello hay varias posibilidades sobre todo por la zona de la Nesté de Badet. Seguro que repetimos algún año más porque el sitio se lo merece.

Tras hartarnos de subir y bajar, revolcarse y tomar el solecito, volvemos al autobús rumbo a Bielsa a comer. Ahora nos toca el postre, entramos en el pueblo que está en plenos carnavales, vamos a conocer a Cornelio, a las trangas y a las madamas, menudo susto se llevó algún crio y alguna no tan cría... jeje.

Etiquetas