Deportes

MONTAÑISMO - CURSO DE PEÑA GUARA

A Peña Canciás desde Borrastre

El mal tiempo obligó a los cursillistas a realizar un cambio de planes

A Peña Canciás desde Borrastre
A Peña Canciás desde Borrastre
P.G.

HUESCA.- No pudo ser. La meteo nos jugó una mala pasada y no nos dejó cumplir el programa previsto en el valle de Bujaruelo en una uneva salida del Curso de Montaña de Peña Guara. Ya eran casi las 9 cuando llegamos a San Nicolás de Bujaruelo, los casi 40 montañeros en una mañana para quedarse en casa, cielo nublado, un viento infernal, e incluso nevando, con todo esto decidimos regresar a la zona de Fiscal donde la meteo parecía más benévola, e intentar el ascenso a Peña Canciás desde Borrastre.

Comenzamos a caminar por una pista y pasaremos al lado de algunas naves ganaderas. Un poco después veremos a nuestra derecha una antena de telefonía, la pista gira a la izda y empieza a ganar un poco de altura.

Al cabo de unos minutos, debemos abrir y cerrar una valla para las vacas y la pista empieza a perder altura. Nos iremos metiendo poco a poco en el valle por el que vamos a ir subiendo hacia Canciás.

Cuando llevamos algo menos de media hora nos topamos con un cruce de caminos. A la izquierda se une el camino que viene desde la localidad de San Juste, tambien un PR. La pista sigue durante 25 minutos más y pasa a convertirse en senda.

El bosque por el que vamos (hayas, pinos...) es precioso y nos acompañará durante gran parte de la jornada. Cuando llevamos un poco más de una hora desde el inicio, cruzamos un pequeño barranco y a partir de este punto, la pendiente se endurece.

Cruzaremos otro barranco (éste con algo más de agua) un poco más adelante. En estos momentos, las piernas agradecen un poco de respiro, las rampas antes han sido un poco pesadas y el cuerpo me empieza a reclamar el bocata del almuerzo.

Un poco más arriba de donde hemos parado el camino girará hacia el este y seguiremos recorriendo el sendero con una gran alfombra de hojas hasta que llegaremos a unos prados. En los prados merece la pena fotografiar y admirar varios bojes que deben de ser ya centenarios porque son enormes.

Cruzaremos estos prados (estacas de PR y mojones) y al fondo el camino gira a la izquierda. Nos volvemos a meter en el frondoso bosque y volvemos a ganar altura como si iniciáramos un segundo puerto en el Tour de Francia.

Tras un rato por el bosque sudando de lo lindo llegaremos al Collado Gabardón (1.616 m) en el que veremos un cruce de caminos. Si giramos a la izquierda iríamos por el PR hacia Laguarta (opción para otra vez); en este punto, fin de trayecto para los más jóvenes, descanso y recuperar fuerzas para el descenso, vuelta hasta Borrastre por el mismo camino.

El grupo de adultos continuaron a la derecha siguiendo la indicación hacia Peña Canciás, bajando por una trocha durante unos minutos hasta llegar a unos prados donde aparece algún hito. Giro a la derecha y un poco después adentrarse en un pequeño bosque.

A partir del Collado se han acabado las marcas amarillas y blancas aunque los hitos aparecen de vez en cuando. No hay problema para seguir hacia el objetivo.

Tras salir del bosque continuando unos minutos más siguiendo los hitos y ya se ve por fin la Peña Canciás, y lo que resta para subir. Después de ya casi tres horas desde Borrastre el esfuerzo se empieza a notar. Y todavía queda la parte final, que se hará durilla al haber más piedra suelta, nos resta algo más de 250 metros de desnivel.

A partir de aquí emprendemos ya la subida definitiva. Erizones y piedra suelta nos acompañarán hasta la cresta cimera donde me maravillo con las vistas. Una pena que esté tapado el Pirineo, pero después de ver in situ lo que caía en Bujaruelo, no nos hemos llevado ninguna sorpresa.

Tras alcanzar la cresta, viramos a la izquierda y continuamos unos minutos hasta alcanzar el punto más alto de Canciás coronado con un vértice geodésico. El descenso hacia la ermita y barranco de San Salvador y terminar en la carretera vieja de la localidad de Lardiés donde nos recoge el autobús y regresar a Huesca.

Etiquetas