Deportes

POLIDEPORTIVO - PALACIO DE DEPORTES

El parqué del Palacio de Deportes de Huesca, víctima de la lluvia

Las tormentas de la semana pasada afectaron a la instalación y se tendrá que cambiar parte del suelo

El parqué del Palacio de Deportes de Huesca, víctima de la lluvia
El parqué del Palacio de Deportes de Huesca, víctima de la lluvia
R.G.

HUESCA.- La tormenta caída en Huesca hace unos días provocó daños en el parqué del Palacio de Deportes, al entrar agua en la instalación y, seguramente, obligará a cambiar una zona de la pista en una de las esquinas.

La lluvia caída en poco tiempo y la pendiente que existe en la entrada inferior al pabellón provocó que el sistema de alcantarillado no fuera capaz de asumir toda el agua y ésta acabara entrando a la instalación por la zona del almacén, con puertas al exterior.

En otras ocasiones se ha producido este mismo hecho, pero el agua había quedado en la zona del almacén y en la de los vestuarios, pero en esta ocasión ha alcanzado la pista, afectando a una esquina de la misma, según explicaba el presidente del Patronato de Deportes, José María Romance.

Según comenta la zona afectada va desde la esquina de la salida de vestuarios hasta el área de balonmano de ese fondo norte.

Esta misma mañana está previsto realizar una valoración del estado de la zona con una empresa especializada para cambiar los metros que se requiera y hacerlo lo antes posible, antes de que comiencen los entrenamientos de pretemporadas del Bada Huesca, que arrancará a primeros de agosto.

ANTECEDENTES

En el año 2006 se cambió todo el parqué de la instalación debido a una tormenta que, en ese caso, sí que produjo daños a la totalidad de la pista.

También se dio el incidente en el mes de julio y el nuevo parqué se acabó estrenando a principios de septiembre. Requirió de una fuerte inversión, puesto que se trata de un suelo técnico especial y la pista entera supera con creces los mil metros cuadrados.

La repetición de inundaciones en la instalación llevó a la realización de obras para la recogida de aguas que han paliado los daños producidos por las tormentas o las lluvias torrenciales posteriores, aunque en esta ocasión no ha podido evitar los daños en la pista.

El problema apenas ha supuesto afecciones para los principales usuarios del pabellón, pues ya hace semanas que concluyeron sus temporadas y no están entrenando en este periodo vacacional para los equipos. Se espera tenerlo pronto a plena capacidad.

Etiquetas