Deportes

SENDERISMO - PEÑA GUARA: RUTAS POR LA PROVINCIA

Un largo paseo por el Valle de Bujaruelo

La excursión discurrió por las orillas del río Ara desde el puente de San Nicolás hasta el puente de los Navarros

Un largo paseo por el Valle de Bujaruelo
Un largo paseo por el Valle de Bujaruelo
P.G.

HUESCA.- El pasado domingo, con unas previsiones meteorológicas algo preocupantes, partimos cincuenta senderistas para recorrer una pequeña parte del valle, concretamente, la que se corresponde con la zona periférica de protección del P. N. de Ordesa y Monte Perdido.

Cuando a las nueve llegábamos al refugio el cielo estaba encapotado, pero no para llover. Durante el recorrido el tiempo mejoró y terminamos con sol y calor.

Tras bajar de los autobuses tomamos dirección norte por la pista que se introduce río arriba hasta llegar a la entrada del valle de Otal. Cruzado el puente de Oncins la pista continúa, pero nosotros tomamos el primer camino a la derecha para por bonitos prados y entre árboles y arbustos regresar por la otra orilla del río al refugio, en el cual almorzamos.

Cruzado el magnífico puente de San Nicolás tomamos la senda que se inicia a la derecha. Todo el trayecto está balizado, paralela a la orilla orográfica izquierda del Ara. Tras una suave subida se adentra en un frondoso pinar e irá, siempre atravesando densos bosques, bajo imponentes hayas y majestuosos abetos hasta que senda y río confluyan. En un tramo semirrocoso la senda debe superar unos pequeños escalones que siempre están húmedos por lo que se debe atravesar con cuidado apoyándonos en una sirga que hay anclada a la roca.

Durante el recorrido algunos claros del bosque nos permiten ver el tumultuoso cauce, la frondosa vegetación de la otra orilla y el pico de Otal como fondo. Pasado el puente colgante, que da acceso al camping se camina por terreno llano más abierto, y por tanto soleado, hasta llegar a confluir con la pista en el puente de Santa Elena.

Cruzado el puente caminaremos por la otra orilla siguiendo la senda de la escala que se inicia junto al pretil para pasar bajo la espectacular cascada del Carpín, el otro día no bajaba agua, y continuar un cierto tramo por terreno arenoso y descompuesto hasta llegar a un paredón de piedra que se atraviesa sin dificultades gracias a la sirga de seguridad que se colocó hace algunos años. El paso es espectacular y muy aéreo.

Superada la rocosa muralla se asciende con suavidad alternando bosques con zonas de arbustos que nos permiten contemplar a nuestra izquierda los paredones multicolores del macizo de Mondarruego. Al llegar al punto más alto será la entrada al valle de Ordesa presidido por una bonita panorámica del Parador Nacional de Turismo la que nos sorprenderá. Me llamó la atención la gran cantidad de compañeros que no sabían de este edificio y que lógicamente compararon con el que hay en Pineta.

El descenso, al principio muy suave entre pinos y prados, se interna en el bosque deja a la derecha la senda que sube al Cebollar y comienza un pronunciado descenso, un tanto tortuoso e ingrato de caminar para terminar en la carretera un centenar de metros antes del Puente de los Navarros donde nos esperaban los autobuses para llevarnos al Hostal rio Ara de Fiscal donde nos tenían preparada la comida.

La distancia recorrida fue de algo más de 12 km. con un desnivel de bajada acumulada de unos 450 m. por casi 200 m. de subida y lo realizamos en un tiempo neto de poco más de 3 horas.

Etiquetas