Deportes

OTROS DEPORTES - Rugby

El I Torneo San Mateo de Monzón, un triangular con estreno de campo

Quebrantahuesos RC inauguró su terreno de juego y se enfrentó al nuevo club Huesca Rugby y al Ibero RC

El I Torneo San Mateo de Monzón, un triangular con estreno de campo
El I Torneo San Mateo de Monzón, un triangular con estreno de campo
S.E.

HUESCA.- Este pasado fin de semana se disputó en el nuevo terreno de juego de Los Sotos, en Monzón, el I Torneo San Mateo de rugby. El anfitrión, Quebrantahuesos RC, se enfentó en un triangular al Huesca Rugby al Ibero RC de Zaragoza.

Se unieron de la mano el principio y el fin; por una parte el fin de la pretemporada quebranta, una pretemporada que a posteriori y viendo los precedentes de años anteriores ha conseguido llevar al equipo en condiciones de afrontar una nueva campaña.

Por otra parte, el principio, la inauguración del que se espera sea la última parada en el camino de un club nómada como el Quebrantahuesos Rugby Club. Emulando a José Antonio Labordeta, durante más de cinco años de historia del club, han llevado el rugby por toda la provincia de Huesca en la mochila, esperando brotar en tierra fértil.

Ese día se materializó en la inauguración del campo de rugby en los Sotos, Monzón. El saque de honor por parte del alcalde montisonente, Ismael Claver, oficializó el momento y el realizado por Cristian John Busqueta le dio la bendición quebranta.

A partir de allí, toda la jornada fue una fiesta del deporte oval, que comenzó con una lucha sin cuartel entre hermanos. Quebrantahuesos vs Huesca, el presente contra el futuro. La seriedad de un proyecto consolidado frente a la ilusión de un potencial sin límites de un club de nuevo cuño que reúne a jugadores que debutan en esta especialidad con otros veteranos y de todas las edades.

El partido mostró y demostró muchas cosas a los presentes, la primera de ellas es que hay mimbres para construir. Además de la vieja guardia y esqueleto del equipo (Dueso, Diego, Angel, Undertaker, Miguel, Heko, los hermanos Binaced, Gabiman y alguno más), hay sangre nueva que suma como Dominique, Felipe, Willy, Arnau, los hermanos Ferrer, y que en poco tiempo darán relevo definitivo a los más viejos, así como benditos reencuentros como el de Saul, o ya en su segundo año, Kevin Messi Manero.

El equipo está más maduro que el año pasado, cosa que se nota en la fluidez y automatismos en el juego abierto. Obviamente, aun falta mucho camino para recorrer, pero los mimbres son de alta calidad.

El partido acabó en un 33 – 5 a favor de los quebranta, aunque fue un partido sin perdedores, sino que ganó un sueño, el de ver rugby asentado en la provicia de Huesca. Eso sí, el primer ensayo fue del equipo visitante.

El siguiente partido jugado en el torneo por el Quebrantahuesos tuvo por oponente al Iberos RC. El Ibeross es un club nacido en la cafetería de univeridad en los terceros tiempos del torneo rector de Zaragoza. Un club que gracias a su buen hacer y captura de las esencias del rugby amateur ha conseguido convertirse en serio aspirante a la liga aragonesa en un tiempo record, en ambas categorías, masculina y femenina.

El partido fue el último test para el Quebrantahuesos RC, justo una semana antes del comienzo del “fuego real”, nada más y nada menos que contra el CEU, el tercer mejor equipo de Cataluña en la pasada temporada, y uno de los sospechosos habituales en la División de Honor Vueling. Por ello, el Quebranta debía recuperar sensaciones de competición y dar una buena imagen. Ambas se consiguieron con un merecido 19 a 0, después de 3 marcas (Saul, Grumpy y Dueso) y dos conversiones (Aitor), y lo que es más importante, un trabajo defensivo muy serio que será importante recuperar durante la temporada.

El encuentro, dentro de la dureza inherente a este deporte, estuvo marcado por el gran ambiente que se vivió dentro y fuera del campo, con lo que hay que agradecer al Ibero RC por su disponibilidad a la hora de participar en este torneo y en el consiguiente tercer tiempo por la noche montisonente.

Y el tercer encuentro midió a Huesca Rugby con Ibero RC. Ya en las primeras jugadas se comprobó que iba a ser un partido igualado. El primero en anotar fue el equipo visitante a través de sus “gordos” tras una jugada larga de varias fases. El Huesca siguió a lo suyo y a la salida de un ruck Manolin abrió un balón rápido a Dominic que tras un gran pase largo puso en juego a Guillotinas que tras una carrera espectacular ensayó bajo palos. La extraña transformación de Diego empató el partido.

El gran protagonista del tercer tiempo fue el buen ambiente y un corzo guisado espectacular.

Próxima parada, el domingo 29 a las 12 horas en Huesca contra Ingenieros Soria en el debut de la liga regional aragonesa.

Etiquetas