Deportes

ATLETISMO - CAMPEONATO DE EUROPA DE CROSS

Pol Oriach brilla en un duro circuito y fue el mejor español en la categoría Sub-20

Cristina Espejo corrió con dolor y España consiguió finalmente el bronce

Pol Oriach brilla en un duro circuito y fue el mejor español en la categoría Sub-20
Pol Oriach brilla en un duro circuito y fue el mejor español en la categoría Sub-20
EFE

HUESCA.- La medalla de bronce del equipo nacional masculino, con Toni Abadía y Carlos Mayo, y el bronce individual sub 23 de Abdessamad Oukhelfen fue lo más destacado de la selección española en el Campeonato de Europa de cross disputado este domingo en Lisboa.

Sensaciones diferentes para los dos representantes altoaragoneses. Cristina Espejo no se encontró cómoda y sintió secuelas de la lesión del glúteo que arrastró la pasada campaña, aunque el hecho de acabar la carrera en su debut fue lo más positivo. Pol Oriach echó el resto, terminó extenuado y fue el mejor español con un excelente 13º puesto en la categoría Sub-20.

Cinco de las seis integrantes de la selección femenina lograron finalizar la carrera. Teresa Urbina, que partía como líder del equipo, abandonó. Irene Sánchez (16) fue la mejor clasificada, seguida por Ana Lozano (27), Azucena Díaz (31), María José Pérez (34) y Cristina Espejo (43), aunque con escaso margen de tiempo entre ellas.

El guión de la carrera fue el que más o menos había previsto Cristina Espejo. "El circuito no se adaptaba a mis características. Muy duro y con muchas subidas. Y yo soy más de recorridos llanos", señaló la montisonense, que indicó que en los croses de Atapuerca y Soria se resintió de la lesión que arrastró la temporada pasada y que fue lo que le privó de luchar por ir al Mundial de Doha y que tampoco fue por ello a Alcobendas. "He ido muy bien a nivel de corazón y pulmón, pero a nivel muscular no. He notado dolor en el glúteo y en esa zona me pilla algo del nervio y no podía hacer fuerza en las cuestas. Pensaba que lo del glúteo era un tema controlado tras el verano y necesitaba estar bien".

Con todo ello, Espejo resumió su participación no de la forma más positiva que hubiera querido. "Las sensaciones han sido malas porque no he podido empujar y no me he vaciado como me hubiera gustado. Estoy un poco triste, aunque a pesar del dolor he llegado a meta y siendo mi debut como sénior he salvado los muebles por acabar".

EXCELENTE POL ORIACH

Pol Oriach cumplió con los pronósticos y fue el mejor español en la categoría Sub-20. Terminó en el puesto 13 después de "un carrerón", según dijo su entrenador, Phondy.

"Estoy muy contento porque he terminado con la sensación de haberlo dado todo", afirmó. "Hemos empezado rápido, con los españoles tirando en la primera vuelta y bastante cómodos. Mediada la segunda vuelta estaba en un segundo grupo porque por delante ya había marcado distancias el noruego Jakob Ingebrigtsen, que revalidó el título. En la tercera y cuarta vuelta me he visto solo pero estaba muy distanciado. Al final hemos hecho lo que hemos podido. Como ya no me quedaba nada, me doy por satisfecho porque además ha sido una buena experiencia".

Phondy ratificó lo expuesto por su pupilo. "Ha terminado extenuado, lo ha dado todo y ha hecho la lectura correcta de la carrera. Ha salido valiente, en cabeza y marcando el ritmo. Ha sido un buen debut. Jacob se ha paseado -en enero será Sub-23- y este tipo de pruebas son experiencias para sumar y hoy Pol ha sumado mucho. Personalmente, estoy super contento de su actuación porque ha vuelto a ser el mejor español y plantando cara a la carrera en todo momento y en un circuito durísimo, de mucho desgaste".

TONI ABADÍA Y CARLOS MAYO LIDERARON EL BRONCE

La retirada del líder del equipo absoluto masculino, el joven Ouassim Oumaiz, poco antes de entrar en la última vuelta de la carrera sénior masculina no impidió que el conjunto nacional, encabezado por dos aragoneses, Toni Abadía y Carlos Mayo, subiera al podio para colgarse la medalla de bronce.

Abadía (undécimo), Mayo (decimocuarto) y Fernando Carro (vigésimo) dieron a España 45 puntos que la situaron sólo por detrás de Gran Bretana (36) y Bélgica (38), en una carrera de 10.225 metros que registró el triunfo de Robel Fsiha, nacido en Eritrea e instalado en Suecia hace seis años.

Defendía título el Ingebrigtsen de en medio, Philip, pero el noruego, a diferencia de su hermano pequeño Jakob en la rama sub-20, estuvo lejos de repetir victoria. Terminó duodécimo, justo por detrás de Toni Abadía.

El suizo Julien Wanders, plusmarquista continental de medio maratón (59:13) que no competía en Europeos de cross desde que era júnior, marcó la pauta en los primeros kilómetros. Aspiraba a dar a su país la primera medalla en la historia de estos campeonatos pero terminó pagando sus excesos quedándose a 9 segundos del podio.

También los turcos apretaron en los primeros compases, aunque el ritmo decayó a partir del tercer kilómetro. Aguantaban en el grupo delantero Toni Abadía y Oumaiz, aunque este último, subcampeón sub-20 el año pasado, empezó a acusar su juventud al inscribirse en la carrera sénior sin pasar por la categoría sub-23.

El turco Aras Kaya, campeón en 2016, se llevó consigo a ocho en el cuarto kilómetro y antes del ecuador de la prueba se habían esfumado todas las esperanzas españolas de medalla individual.

Quedaban las opciones por equipos, pero Oumaiz se retiró a los 20 minutos de carrera y esta circunstancia perjudicó gravemente a España.

Poco antes del toque de campana que anuncia la última vuelta al circuito, Robel Fsiha dejó clavado a Aras Kaya y se fue en busca de la victoria. El turco fue segundo y el italiano Yemaneberhan Crippa se colgó el bronce.

La turca -nacida en Kenia- Yasemin Can, conquistó su cuarto título absoluto, rematando con un éxito su temporada aciaga en la que las lesiones le privaron de las competiciones de pista.

El equipo español de relevos 4x1.500 cedió a Gran Bretaña el título y se quedó a seis segundos del podio.

Abdessamad Oukhelfen, de padres marroquíes y residente en Reus desde los seis años, dio a España, once meses después de ser nacionalizado, la primera medalla al clasificarse tercero en la carrera sub-23, por detrás del exfutbolista francés Jimmy Gresier, que se coronó por tercera vez, y del serbio Elzan Bibic.

Etiquetas