Deportes

RUGBY - DIVISIÓN HONOR CATALANA

Quebrantahuesos aguantó lo que pudo ante Gotics

Clara derrota en el campo del líder

Quebrantahuesos aguantó lo que pudo ante Gotics
Quebrantahuesos aguantó lo que pudo ante Gotics
S.E.

GOTICS 33

QUEBRANTAHUESOS 7

Quebrantahuesos: Dueso, Mochu, Diego, Noel, Kevin, Saúl, Heko, Febas, Miguel, Arnau, Felipe, Dani, Pablo, Aitor y Gabi. También Mallén, Zabalo, Willy, Moner y Jarne.

HUESCA.- El pasado sábado el Quebrantahuesos realizó a priori la salida más complicada de la temporada. En el campo de la Foixarda le esperaba el Gòtics RC, uno de los firmes aspirantes al título esta temporada.

El QRC volvía de un descanso semanal, hecho que en vez de favorecer por la recuperación de jugadores, suele jugar en su contra por la desconexión de los mismos. Además el equipo viajó justo de efectivos.

Los dos primeros colmillazos los atestaron los mamuts del Gòtics, tras unos minutos de buena presión ofensiva que obligó a los altoaragoneses a agrupar efectivos junto al ruck y dejó el campo libre a los barcelonís para ensayar en las bandas (12 - 0, min. 20). El marcador espabiló al Quebranta, que a partir de ese momento recuperó la iniciativa. El QRC hacía sufrir a la delantera contraria y poco a poco se iba adentrando en campo ajeno. Finalmente, una buena jugada colectiva culminaría con un ensayo más transformación del mayor de los Citoler, Aitor (min. 28, 12 - 7).

La presión del QRC siguió el resto de la primera parte, pero la imprecisión en los saques de touch no permitió al equipo altoaragonés acortar distancias.

El inicio del segundo tiempo continuó con la misma dinámica de juego, un QRC conservador del balón y jugando en campo contrario, y un Gòtics defendiendo bien. Después de desaprovechar al menos dos ocasiones de ensayo, bajó la intensidad defensiva y en cinco minutos cayeron dos ensayos en contra (26 - 7, min 60). Los cambios fueron insuficientes para imprimir la intensidad necesaria para dar la vuelta al marcador. A partir de ese momento, el campo tuvo color azulón y el QRC no hizo otra cosa que capear el temporal como pudo hasta recibir una nueva marca (33 - 7, min 70).

Tras el final del partido se pueden extraer varias conclusiones. Por una parte, a pesar de su bisoñez en esta liga, el QRC está aprendiendo a marchas forzadas a competir con rivales a priori de más nivel técnico y físico. Segundo, para poder ganar estos partidos, no basta con tensión defensiva e intensidad, sino que hay que ser capaz de aprovechar las oportunidades cuando se lleva la iniciativa de juego.

Finalmente, el hecho de que en todas las derrotas de la temporada, el QRC haya recibido puntos en los últimos minutos del encuentro indica que el equipo acaba los partidos muy justo de gasolina.

El siguiente partido se producirá de nuevo en casa, frente al Quimic, nuevamente un equipo top de la DHC Vueling (actualmente segundo).

Etiquetas